Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

El uso de antibióticos en los centros de salud baja un 17%, dice la Junta

Autoridades y ganadores posan en el Rectorado de la Universidad de Málaga./IDEAL
Autoridades y ganadores posan en el Rectorado de la Universidad de Málaga. / IDEAL

Al implantar el Programa de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos

R. I.JAÉN

La Junta de Andalucía destacó ayer la reducción en un 17 por ciento del uso de antibióticos en centros de salud y un 15,8% en hospitales, desde la implantación en 2014 del Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la Asistencia Sanitaria y uso apropiado de los Antimicrobianos (Pirasoa).

«Con el programa Pirasoa se ha conseguido tanto reducir el uso de antibióticos en los centros de salud y hospitales andaluces, como también contener y reducir el incremento de infecciones por bacterias multirresistentes dentro y fuera del hospital», indicó la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega.

En este sentido, la responsable provincial de Salud señaló durante la presentación de este programa, en la que participaron el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Juan Pedro Rísquez, y el presidente del Colegio Oficial de Médicos, Emilio Manuel García, que iniciativas como el Programa Pirasoa son de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que España es el país con mayor consumo de antibióticos en el mundo y uno de los primeros en número de infecciones causadas por bacterias resistentes. «Hablamos de dos elementos estrechamente relacionados que condicionan el éxito del tratamiento necesario para los pacientes», remarcó.

Optimización

Asimismo, Teresa Vega subrayó que la reducción del consumo refleja una optimización del tratamiento antibiótico, que ha venido acompañada de la mejora en el perfil de prescripción que se realiza. «Los profesionales están prescribiendo menos antimicrobianos con mayor impacto ecológico y considerados estratégicos y están eligiendo otros más eficaces y de menor impacto ecológico», apuntó.

Por último, la delegada de Salud destacó que el uso racional de este grupo de fármacos en los centros de salud y hospitales supone también una medida de ahorro, eficiencia y sostenibilidad. «Este uso racional de los antibióticos ha contribuido a la reducción del gasto en 7,8 millones de euros en los últimos cuatro años en Andalucía, concretamente, ha supuesto una reducción de 5,1 millones de euros en atención primaria y de 2,7 millones de euros en hospitales», resaltó.

Junto al impacto asistencial que tiene el Programa Pirasoa en Andalucía, Vega subrayó igualmente la labor investigadora que desempeñan los profesionales que impulsan esta línea de actuación.

Son tres los proyectos competitivos nacionales y europeos los conseguidos por los profesionales implicados en el programa Pirasoa, con financiación procedente del Instituto Carlos III, de la Unión Europea y de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

Contenido Patrocinado

Fotos