El agua sigue sin llegar al Puente de la Sierra pese al acuerdo municipal

Vista general de la zona residencial del Puente de la Sierra, a las afueras de Jaén./IDEAL
Vista general de la zona residencial del Puente de la Sierra, a las afueras de Jaén. / IDEAL

«Si no está el agua, habrá concentración el lunes» ante el Ayuntamiento, mantiene la asociación Puensi, aunque observa «buena disposición»

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

El agua seguía ayer sin salir de los grifos conectados al suministro de un poco particular del Puente de la Sierra, concesionado por el Ayuntamiento de Jaén. De ahí que la asociación de vecinos del barrio, Puensi, mantenga su calendario de reuniones y protestas, ya que el problema no es nuevo y el último corte se produjo hace más de dos meses, sin que el Ayuntamiento haya tomado cartas en el asunto hasta ahora, según indicó el vicepresidente de la asociación, Antonio Carrillo, quien recordó que algunas familias «se hayan visto obligadas a abandonar sus hogares». Y aunque en los últimos días sí observa «buena disposición» municipal, mantienen las reuniones informativas a los vecinos - la primera fue anoche y la segunda será a las 12:30 de hoy - , así como la concentración ante el Ayuntamiento para mañana, a las 11 horas. «Si no está el agua dada, habrá concentración el lunes», concluyó.

El concejal de Mantenimiento Urbano, Juan José Jódar, es el que ha llevado la negociación con el propietario del pozo, el empresario Rafael Alcántara, y ha mantenido informado al vicepresidente de Puensi del principio de acuerdo alcanzado. «Por parte nuestra y suya - declaró ayer a IDEAL el edil - haremos todo lo posible por restituir el suministro cuanto antes. La concesión del pozo la tiene concedida y estamos trabajando de la mano para solventarlo cuanto antes».

El propietario del pozo, ante la deuda municipal, los gastos de extracción que comparta el suministro y la falta de una solución definitiva, decidió cortar el abastecimiento una vez expiró el último acuerdo con el Ayuntamiento. Ya el año pasado hubo otro corte y restableció al final el suministro, pero desde entonces no hubo avances.

Puensi exige una solución definitiva y que el Ayuntamiento habilite una línea de agua potable para dar cobertura al millar de residentes de la zona, máxime cuando existe una red de tuberías municipal, construida hace más de una década.

El Ayuntamiento se comprometió el viernes a mediar para restablecer el suministro de agua cuanto antes, aunque sea de forma provisional. Todo parece indicar que hay un acuerdo, pero la ausencia de dueño del pozo por motivos de salud ha retrasado que el agua llegue a los grifos.