Los aceites de oliva vírgenes y su relación con la prevención de cáncer

Aceite de oliva, fuente de salud./
Aceite de oliva, fuente de salud.

El III Congreso Internacional sobre Aceite y Salud resaltó este binomio

JOSÉ J. GAFORIOJAÉN

Siguiendo con la serie de conclusiones del III Congreso Internacional sobre Aceite de Oliva Virgen, Olivar y Salud (O_live!) que se desarrolló del 18 al 20 de mayo en Jaén, veremos las conclusiones que tienen como eje común la relación entre los aceites de oliva vírgenes y el cáncer. Pasemos a ver estas conclusiones:

Conclusión 6: Los estudios epidemiológicos coinciden en que una dieta, donde los aceites de oliva vírgenes son la principal fuente de grasa, se asocia con un efecto quimiopreventivo. Los estudios realizados en modelos animales, sugieren el efecto quimiopreventivo que específicamente poseen los polifenoles de la aceituna y, muchos estudios in vitro, están aclarando los mecanismos de acción involucrados. Sin embargo, la relevancia de tales datos, a menudo, se ve debilitada por el uso de concentraciones y dosis no fisiológicas. Aunque es casi imposible realizar estudios en humanos sobre la capacidad quimiopreventiva de un solo nutriente, las observaciones acumuladas son suficientemente sólidas como para aconsejar el consumo de aceites de oliva vírgenes como fuente principal de grasa con objeto de reducir el riesgo de cáncer.

Conclusión 7: Tanto los estudios de intervención realizados en humanos como los observacionales, demuestran que la dieta Mediterránea se asocia con la reducción de la incidencia de cáncer de mama, especialmente de cáncer de mama postmenopáusico. Además, los estudios observacionales sugieren que, los aceites de oliva vírgenes, pueden desempeñar, por sí solos, un papel específico en la prevención del cáncer de mama postmenopáusico.

Conclusión 8: Se ha sugerido que la dieta Mediterránea reduce el riesgo de cáncer colorrectal; sin embargo, las evidencias se limitan a estudios observacionales en humanos y, hasta la fecha, no disponemos de las evidencias suficientes sobre el posible papel que específicamente podrían tener los aceites de oliva vírgenes en la prevención del cáncer colorrectal.

Conclusión 9: Aunque los aceites de oliva vírgenes tienen el potencial de reducir el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer (prevención primaria), no tenemos evidencias clínicas que demuestren que puedan influir en la progresión a largo plazo de las lesiones pre-malignas o cancerosas una vez que éstas ya han aparecido (tratamiento).

Fotos

Vídeos