El aceite de oliva rompe la tendencia y vuelve a consumirse más que el de girasol

Compra de botellas de aceite en un supermercado. /EL CORREO
Compra de botellas de aceite en un supermercado. / EL CORREO

El virgen extra continúa ganando terreno pese a su mayor cuantía defendiendo la apuesta por la calidad del mejor zumo de aceituna

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJAÉN

Nuevo capítulo en la vieja batalla entre el aceite de oliva y el de girasol, calidad 'versus' precio, lo más saludable y sabroso frente a un sabor más suave y un 'desahogo' para el bolsillo. En este enfrentamiento, que venía ganando durante todo el año la grasa de semillas ha habido un vuelco en los últimos dos meses, gracias a que se está produciendo una ligera recuperación del consumo de aceites de oliva en los hogares españoles, tras un año en el que cayó de forma notable. De hecho, las ventas de aceite de oliva envasado superaron a las de girasol en el mes de septiembre y volvieron a hacerlo en octubre, según los últimos datos publicados por los envasadores de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceite de Oliva (Anierac). No obstante, en el acumulado del año (de enero a octubre, últimos datos disponibles) el de girasol aún supera al de oliva: 257.437 millones de litros frente a 250.987.

En octubre, las ventas de aceite de oliva alcanzaron un total de 27,73 millones de litros (11,69 de virgen extra, más que en octubre del pasado año), frente a los 26,67 millones del de girasol. El de oliva cuesta prácticamente el triple que este.

En los últimos dos años el aceite de oliva virgen extra (AOVE) ha ido ganando terreno pese a su mayor precio. En el acumulado del año ha llegado a los 96,32 millones de litros, 3,3 más que en el mismo periodo del año pasado, responsable principal del aumento de consumo del zumo de aceituna. El virgen ha caído en ventas al igual que el denominado de oliva intenso. Solo el AOVE y el lampante suave han crecido.

La apuesta por la calidad tiene recompensa. Desde hace años es la máxima de buena parte del sector oleícola en la provincia de Jaén y los resultados, poco a poco, se dejan ver. El AOVE, el de mayor calidad y que requiere más esfuerzo e inversión, es el que mejor ha aguantado la caída de precio en origen del oro líquido (actualmente abriéndose abierto ya la campaña de recogida de aceituna aguanta por encima de los tres euros el kilo según el sistema Poolred) y cada vez está más presente en los hogares españoles, algo que tiene mérito en un contexto en el que la economía en muchos de ellos sigue lejos de ser boyante.

¿Quién consume cada uno?

El perfil de hogar consumidor de AOVE se da, sobre todo, en hogares adultos sin presencia de niños o con ellos mayores, con una renta alta o media alta, según señala el informe del Consumo Alimentario en España 2017, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el que se recogen los datos de consumo y gasto doméstico de los españoles en alimentación y bebidas, incluyéndose este año información detallada sobre el consumo fuera del hogar. Las comunidades autónomas que realizan un consumo intensivo de este tipo de aceite son Cantabria, País Vasco y Andalucía; las menos consumidoras son Castilla La Mancha y las Islas Canarias y Baleares.

En cuanto al resto del de oliva, virgen y lampante, se corresponde con hogares adultos, ya sean parejas adultas sin hijos y retirados o con presencia de hijos mayores o de edad media. Las regiones más consumidoras son Galicia, Castilla y León, Cantabria y País Vasco. Por el contrario, Navarra, la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana y Extremadura son las que realizan menor consumo de este tipo de aceite.

Los que optan por el de girasol, el que más ha aumentado en el último año y medio, son «familias con hijos», según el informe, que revela otros datos interesantes, como dónde se compra habitualmente en aceite. Así, los supermercados y autoservicios son el canal principal en la compra de total aceite con el 50,9% de los litros. Los hipermercados y supermercados 'discount' sin embargo reducen el volumen de las suyas, al igual que la tienda tradicional y otros canales mientras que internet destaca por su buena evolución (+26,9%).

Los españoles consumieron de media entre 11,7 litros de aceite por persona y año, casi un litro menos que en el ejercicio anterior. De esos, casi 7,5 litros fueron de aceite de oliva en sus distintas variedades. De girasol fueron 3,4 litros, de semillas (coco, almendra, avellana o nuez, entre otros), 0,14 litros, de orujo 0,14 litros, y de otro tipo un escaso 0,02.

El que mejor parado sale en su evolución es precisamente el de mayor calidad, el AOVE. La ingesta media por persona y año es, según el informe, de 2,5 litros, un 2,9% más que lo ingerido durante el año anterior.

El de oliva, el lampante, sigue como el más consumido por los hogares, aunque con un descenso del 20,5% en comparación con el año 2016. El consumo por persona y año es de 3,84 litros. El de girasol, con el 31,9% de los litros de aceite consumido, es el segundo en volumen.

Temas

Jaén
 

Fotos

Vídeos