La jienense que escapó del atentado de Estambul por tres horas

La jienense que escapó del atentado de Estambul por tres horas

Asunción Infante se encontraba haciendo escala en Roma cuando ocurrieron los ataques. Aún así, hoy viaja a la ciudad turca, ya que no piensa “quedarse sin salir de casa” por miedo

LAURA VELASCO

A veces la vida puede ser maravillosa. Feliz porque todo haya quedado en un susto. Gracias a todos por vuestros mensajes. Sois lo mejor. Asunción Infante, natural de Valdepeñas de Jaén, agradecía a través de Facebook las muestras de apoyo recibidas por su entorno tras conocer el ataque terrorista que ayer acabó con la vida de al menos 41 personas e hirió a otras 239. Tenía previsto aterrizar en el aeropuerto Ataturk, en el que se produjeron los hechos, apenas tres horas más tarde. El vuelo salía a las 21:45 de la noche desde Roma, donde me encontraba haciendo escala. A las 21:15 ya empezaron a ocurrir cosas raras, la gente empezó a llamarme y a escribirme al móvil y yo no sabía que había pasado, relata.

Una vez que Asunción se enteró del suceso, acudió al mostrador de la aerolínea con la que viajaba, cuyos trabajadores no sabían que decisión iban a tomar. Esperamos durante dos horas sin saber si se retrasaba el vuelo o se suspendía, y al final lo cancelaron por el cierre del espacio aéreo en Estambul. Nos llevaron a un hotel para que pasáramos la noche y hoy nos han dado la posibilidad de viajar, señala.

Y aunque anoche tenía claro que no viajaría, hoy ha cambiado de opinión. Era complicado cambiar los vuelos para ir a otro sitio, la compañía solo nos ofrecía o el vuelo a Estambul o perder el billete y pagar de mi bolsillo la vuelta a España. Al final he decidido volar, porque no voy a quedarme sin salir de casa por miedo. Además, pienso que es más seguro que nunca viajar allí porque ahora habrá mucho más control, manifiesta.

La valdepeñera tenía pensado pasar 10 días en la ciudad atacada junto a un amigo, que sí que se encontraba en el aeropuerto en el momento del ataque. Él acababa de llegar y no se enteró de nada, pero me escribió diciendo que había pasado algo porque no les dejaban salir. Lo tuvieron allí hasta las 1:00 de la mañana, cuando le llevaron en autobús a un hotel donde ha pasado la noche, asegura. Cuando conoció la noticia, Asunción Infantes admite que sintió miedo, sobre todo por su compañero. Aún así, recalca que hoy ya se encuentra más tranquila tras el agobio vivido anoche. Pensaba sobre todo el lo que podía haber pasado. Nunca sabes que puede ocurrir, es cuestión de minutos, concluye.