Toman declaración al abuelo del niño atacado mortalmente por un perro

Toman declaración al abuelo del niño atacado mortalmente por un perro

Los hechos ocurrieron cuando al parecer el menor y su hermana pretendían ir a ver a los cachorros de otra perra y pasaron cerca del animal, que se encontraba atado

EUROPA PRESS

La Guardia Civil de Jaén ha tomado declaración este lunes al abuelo del niño fallecido tras ser atacado el pasado viernes por un perro en una parcela de su propiedad en la zona residencial de Pago de Pozuela, en la capital. Los hechos ocurrieron cuando al parecer el menor y su hermana pretendían ir a ver a los cachorros de otra perra y pasaron cerca del animal, que se encontraba atado.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, que han explicado que el hombre, al que se ha tomado manifestación en la Comandancia, "lo tiene todo en regla" con respecto al perro, del que en principio se apuntó que no formaba parte de la rehala de caza al estar fuera, separado del resto, si bien se ha confirmado que sí estaba incluido en ella.

Según han dicho, "todo apunta" a que los niños querían ver una perra que había parido y tenía unos cachorritos y para llegar donde estaban tenían que pasar por las proximidades de este macho, con "tan mala fortuna" de que, a pesar de esta atado, pasaron lo suficientemente cerca, en el área por el que la cadena le permitía moverse, y atacó causando al niño heridas que finalmente no pudo superar.

Por la inspección ocular y a falta de lo que determine el veterinario en su informe, el perro "parece ser un cruce de dogo y sabueso", según han afirmado las citadas fuentes, que han añadido que no entra en la catalogación de peligroso o no peligroso, ya que ésta se aplica cuando es doméstico y en este caso no lo es, sino que "está enmarcado en la rehala de caza".

Tanto las diligencias de la Guardia Civil como el dictamen del veterinario sobre el animal, que se encuentra en depósito, serán remitidos al juzgado, según han apuntado desde este cuerpo.

El suceso se produjo entre las 19,00 y las 19,30 horas del pasado viernes, cuando un perro mordió al niño, de unos cuatro años, que finalmente falleció en la madrugada de sábado en el Hospital Materno-Infantil de Jaén, al que había sido trasladado.

Además, este mediodía han concluido los tres días de luto oficial declarados por el Ayuntamiento de Ibros por la muerte del pequeño, cuya familia paterna es de este municipio jiennense, donde incluso el niño nació y vivió unos años, según precisó el alcalde, Luis Carmona.