Paripé

PEDRO MELGUIZOjaén

Un total de 34 exministros de PP, PSOE y UCD, liderados por José Bono y Eduardo Zaplana, y pertenecientes a la Fundación España Constitucional, reclaman a través de un comunicado un gobierno de concentración de partidos «constitucionalistas», con un programa pactado que incluya medidas necesarias para hacer frente a la situación política nacional de «extrema gravedad» que han dejado las últimas elecciones catalanas y nacionales. Este gobierno, dicen, estaría formado por «dos o más partidos constitucionalistas», referencia clara a PP, PSOE, y Ciudadanos, con un programa concreto y firmado, al menos, para media legislatura.

Ese es el deseo no ocultado, ya ven, de una buena parte de esa clase política que nos ha llevado a la situación actual, con una corrupción que sigue aflorando - de nuevo Valencia en primera línea de playa - , con un nuevo tesorero del Partido Popular imputado, con un fraude fiscal espectacular, con unas desigualdades sociales cada vez más evidentes, con una desprotección social en aumento, con unas reservas de la Seguridad Social cada vez más famélicas.. Pero claro, de estos asuntos, que son los que de verdad nos conciernen y atañen a todos, no se habla, no se hacen comunicados ni peticiones, solo silencios y poner cara de 'yo no fui', véase a don Mariano.

También las autoridades europeas, comisarios y demás, no se cortan un pelo. Cuidado con el Gobierno, porque la economía española se puede resentir según depende. Y por supuesto, Felipe González impartiendo magisterio y doctrina: Gobierno del PP y Ciudadanos, y abstención del PSOE. ¿Está claro?

Y aquí no valen ni el sentido común ni las mayorías ni las matemáticas. Que no. Que no se puede pactar con esos populistas, que han engañado a casi cinco millones de españoles y españolas que creían posible un gobierno de izquierdas. Que va a ser que no. Que las políticas aplicables son estas, y que no es posible ninguna variación.

Y pensando y pensando se puede llegar a la conclusión de que votar no deja de ser un paripé, porque según depende a quién votes se acepta o no. Y para eso prefiero que nos lo digan clarito, que venga santa Ángela y Santa UE y nos expliquen de todas las papeletas las que sirven para algo y las que no. Y que las pongan de colores parecidos para que también sepamos quién se puede poner de acuerdo con quién. ¿Esta es nuestra querida democracia?