Misión: retener al turista en Jaén

Misión: retener al turista en Jaén

El verano no suele ser una época positiva para el turismo, por lo que los municipios se vuelcan durante estos meses en ofrecer múltiples actividades para atraer viajeros

CARMEN CABRERAJAÉN

El Festival Internacional del Aire de El Yelmo (FIA) que se está celebrando durante este fin de semana en la Sierra de Segura supone el primer evento de gran envergadura que ofrece la provincia jienense en la época veraniega. Un festival que supone el pistoletazo de salida a una programación cultural, deportiva y educativa que se entrelaza y da vida a multitud de municipios durante el verano con un objetivo claro: desestacionalizar el turismo que llega a la provincia de Jaén, aún muy concentrado en Navidad, Semana Santa y los puentes. Por el momento, la cosa no pinta mal, ya que las previsiones de los alojamientos de la provincia de Jaén hablan de un 12% más de reservas para el mes de agosto que las que había hace un año por estas fechas.

Baeza, La Carolina y Torres completan la oferta formativa

A toda la oferta cultura, gastronómica, deportiva y natural de la provincia en verano, se une también un eslabón más, el formativo. Y es que durante estos meses Jaén acoge tres actividades de gran calado. Además de los cursos de La Carolina -cuya programación aún está pendiente de presentar- el municipio de Torres organiza la décima edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Jaén. Estos bordarán del 20 al 24 de julio temáticas como el papel de las empresas transnacionales y los derechos humanos, así como los cambios sociales vividos en Andalucía en los últimos 35 años. Baltasar Garzón destacó en su presentación que se alcance la décima edición, fruto del «buen hacer de quienes participamos en la organización». Sobre las temáticas a abordar este año, indicó que «nos acercan al ahora y al mañana de ámbitos fundamentales como son los derechos humanos, las empresas transnacionales y el cambio social y la vida ciudadana en Andalucía».

Los cursos en Baeza, por su parte, se celebrará en agosto. Se realizarán del 17 de agosto al 11 de septiembre con la impartición de 21 cursos y 7 encuentros, de los que se ha ampliado la temática, atendiendo a la demanda, lo que ha contribuido a un enriquecimiento de la oferta. Los cursos abordarán distintas temáticas, algunas clásicas en la programación del Campus baezano como el curso del español como segunda lengua para inmigrantes; el de poesía, dedicado en esta ocasión al poeta Gil de Biedma; el de cata de aceite de oliva o el de alergología. A ellos se han sumado cursos de marcada actualidad, como 'Jaque a la institución. Nuevos modelos de producción contemporánea'; 'Seguridad global en el Mediterráneo'; 'Inmigración y derechos humanos'; 'Nuevos modelos de familia: ¿evolución o revolución?'; 'Drones hoy: normativa, mercado y usos', o dos cursos de periodismo.

También hay una programación cultural '48 noches cultura abierta en la UNIA' complementaria a los cursos de verano. Para ello se han programado espectáculos de circo, danza y jazz que se realizarán en espacios emblemáticos de la ciudad, además de espectáculos a los que se añaden el tradicional ciclo de cine.

Por su parte, los Baños Árabes serán también un referente durante este verano. Exposiciones, talleres, visitas teatralizadas, actividades de dinamización infantil, conciertos o cuentacuentos conforman una programación que está dirigida a todos los públicos y que irá aumentando a lo largo de este año, por lo que se calcula que a finales de 2015 serán más de cien las actividades que se desarrollarán en este centro. Sin ir más lejos, 7 de junio, está prevista la actuación de Ymedio Teatro, que ofrecerá el espectáculo titulado 'Siete'.

También, a cargo de miembros de la orquesta Musicum Consensus, actuará un cuarteto el 12 de junio y el 26 de junio habrá un dúo de violín y piano. La música también llenará este centro cultural a través de conciertos de orquestas o bandas. La Banda Sinfónica Ciudad de Jaén actuará el 20 de junio.

Del 16 al 18 de junio se celebrará 'Tardes literarias' en el Patio de las Cúpulas, así como una visita teatralizada al Palacio de Villardompardo el 10 de julio con motivo del undécimo centenario del nacimiento de Hasday Ibn Shaprut. También habrá un cuentacuentos el 4 de julio, con motivo del Día del Lagarto.

Además del FIA en la Sierra de Segura, este mismo mes es también de tradiciones, con el Corpus Christi (singulares en muchos de sus rincones como por ejemplo este domingo, en Villardompardo), fiestas de San Juan como la Tragantía en Cazorla o fiestas relacionadas con la recogida de la cereza en la Sierra Sur.

Julio es, desde hace unos años, un mes cargado de actividades en la provincia, gracias a la programación que llega con 'Jaén en Julio'. Una acción promocional conjunta que abarca el Bluescazorla (del 2 al 4 de julio), el encuentro de cantautores 'Un mar de canciones' en Torreperogil (del 9 al 11 de julio), Imagina Funk de Torres (10 y 11 de julio) y las músicas del mundo con Etnosur en Alcalá la Real (17 y 19 de julio), finalizando con música indie de Vértigo Estival en Martos (31 de julio - 1 de agosto).

También Úbeda y Baeza hacen su particular apuesta por el verano jienense a través de 'Úbeda y Baeza de 10', ofreciendo alojamientos entre los días 2 y 12 a un precio de 10 euros por persona, además de otras ofertas en una serie de productos y servicios (descuentos de 10% en bares, cafeterías, pubs, comercios y servicios turísticos).

Alcalá la Real desarrolla en julio diversas actividades relacionadas con su historia y en particular con la Fortaleza de la Mota como escenario, tales como visitas guiadas, visitas nocturnas, visitas a la ciudad oculta, degustaciones gastronómicas, talleres infantiles (mosaicos, arqueología, vidrieras medievales.)

Además, los meses de verano también son clave además para la celebración de muchas fiestas patronales. Ferias en grandes municipios como Linares o Baeza se celebran en el estío, aunque también hay pequeños municipios cuyas fiestas gozan además de reconocimiento, como las Fiestas Patronales en Honor de la Virgen del Rosario y San Roque (Los Cárcheles) en las cuales se celebran avanzadillas de Moros y cristianos. Del 6 de Junio al 16 de julio también se celebra el XXI Festival Internacional de Música 'Villa Navas de San Juan' o el Festival MíaQué de Porcuna, que será entre el 6 y 8 de agosto.

Ruta de los Castillos

Igualmente, está el programa de animación de la Ruta de los Castillos y las Batallas, que se desarrolla desde junio hasta noviembre en diversos municipios de la provincia, aunque en julio se produce el plato fuerte del proyecto. La presentación oficial de la programación para este 2015 se realizará esta semana, pero ya se sabe que dará comienzo del 10 al 12 de julio en Alcaudete con la décima edición de las Fiestas Calatravas, para continuar con la Batalla de las Navas de Tolosa en Santa Elena del 16 al 19 de julio. La Ruta proseguirá la Batalla de Bailén del 17 al 22 del mismo mes en un viaje en el que el turista deberá parar en La Carolina del 17 al 19 de julio para ver la recreación de la Batalla de Navas de Tolosa en La Carolina. El mercado medieval llegará a Porcuna del 22 al 26 de dicho mes, mientras que Arjona celebrará las XI Veladas Nazaríes entre los días 24 y 26. La Noche Andalusí de la Rosa de Baños de la Encina será del 24 al 25, para dar paso a Alcalá, que celebrará su Fiesta Medieval representando el asedio de Qal' At Banu Said.

Todas estas actividades se concentran alrededor de elementos patrimoniales como castillos y fortalezas salpicados en gran número a lo largo de toda la provincia, unidos a otros elementos relacionados con el turismo cultural como el patrimonio ibero o el renacimiento, foco de atracción para visitantes. Cástulo, en Linares, atrajo ya el pasado año más de 50.000 viajeros.

Las actividades de turismo activo conforman una oferta complementaria ideal en época de verano. De las 71 empresas que se encuentran inscritas en la provincia de Jaén, la mayoría ofrecen actividades como senderismo, bicicleta de montaña, escalada, descenso de barrancos y piragüismo, aunque también existen empresas que además realizan descenso en bote o esquí de río.

Asimismo, hay que destacar que las noches de verano también ofrecen su atractivo en la provincia gracias a su firmamento, ya que las zonas de Sierra Morena y Sierra Sur poseen la distinción de destino Starlight, distinción avalada por la Unesco y la Organización Mundial del Turismo, la cual certifica que el cielo es idóneo para observar de estrellas por su baja contaminación lumínica.

Previsiones

El verano se espera con ilusión, según el delegado de Turismo de la Junta de Andalucía, Rafael Valdivielso. «Las previsiones son muy, muy positivas», afirma. «Hemos pasado periodos complicados con una situación económica a la baja que afectó al turismo, pero el año pasado se mejoró, prácticamente duplicándose el gasto medio por turista y llegándose casi a las dos noches de pernoctaciones». El delegado es consciente de que el turismo en la provincia de Jaén es muy estacional, por lo que «estamos trabajando para luchar contra esa tendencia y que los viajeros vengan durante todo el año». Sobre las perspectivas para la época estival, Valdivielso subraya que se está constatando una anticipación en las reservas hoteleras con respecto a otros años, con lo que «tenemos claro que va a ser un verano bueno».

El problema del verano en Jaén, reconoce el delegado, son las altas temperaturas. «Pero para combatirlas estamos ofreciendo buenos precios, por ejemplo, en Úbeda y Baeza», aclara. «Lo que es evidente es que el turista no solo quiere visitar un municipio y verlo, sino tener experiencias y por eso nuestra oferta gira en torno a eso, ofrecer un amplio programa de actividades, enlazándolo con la gastronomía, el deporte o la naturaleza».

Aquí juegan un papel fundamental los parques naturales, en el que el barco del embalse del Tranco tendrá mucha importancia, uniéndose a la Ruta de los Senderos, la Torre del Vinagre o los castillos de Hornos y Segura de la Sierra, por ejemplo. «Nuestro objetivo es que el turista se mantenga todo el tiempo posible en la provincia», reafirma.

Para ello, no obstante, el turista continúa pidiendo una mejora de las comunicaciones por carretera. Valdivielso justifica que se está realizando una importante inversión en infraestructuras y que a últimos de año finalizarán las obras de la Autovía del Olivar. También insta al Gobierno central a «actuar en la A-32, que ha sufrido un parón en esta legislatura, para unir Úbeda con el límite de la provincia de Albacete», además de demandar el arreglo de la A-44 que une Jaén y Granada.

La vicepresidenta de Diputación, Pilar Parra, apunta que cada vez existe un mayor esfuerzo entre la Administración pública y el sector privado para atraer turistas. Parra confía en que este año se consigan mejores resultados en el sector que en 2014. «Después de un tiempo de crisis- explica- vemos que el turismo está empezando a despegar con mucho esfuerzo y se están obteniendo nuevamente buenos registros parecidos al año 2000». La vicepresidenta de la Diputación añade que «se está logrando romper la estacionalidad, con lo que la economía se va recuperando y, lo más importante, se va generando empleo». Por ello, Pilar Parra insiste en la importancia de que la oferta de los municipios de Jaén «se complementa y el turista que viene a un municipio a disfrutar de un evento, perfectamente puede acudir a otros cercanos para ver otras ofertas locales».

Las cifras no acompañan

El sector privado, no obstante, es algo más escéptico ante las cifras turísticas que registra la provincia, pese a que lo que llevamos de año son más positivas que el pasado ejercicio. José Ayala, presidente de la Asociación de Empresas de Alojamientos de la Provincia de Jaén, apunta a que «se están haciendo muchas cosas en verano y, concretamente en julio, pero no se observa el efecto retorno que debería haber». Y es que apunta que «después de todo lo que se hizo el año pasado, el número de pernoctaciones bajó con respecto al ejercicio anterior». La evolución de los viajeros y las noches que pasan en la provincia no termina de despegar, si nos fjiamos en los datos oficiales que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE). En julio de 2010 hubo 75.639 pernoctaciones, número que bajó a 72.089 en 2011, a 69.107 en 2012 y a 68.692 un año después. La cifra no mejoró en julio del año pasado, ya que entonces se registraron 64.324, es decir, se perdieron 4.000 de un año a otro.

Ayala apunta que los hosteleros no encuentran una explicación a este descenso y lanza dos posibilidades. «O bien la oferta de julio no termina de arraigar entre los turistas y no hay una respuesta suficiente o bien los viajeros que llegan se alojan en establecimientos no reglados, alojamientos ilegales que no aparecen en las estadísticas». A este respecto argumenta que el único camino para combatir esta competencia desleal es aumentar las inspecciones de Turismo y Hacienda para sancionar a los infractores.