Un tiro en el pie

Eso es lo que a mí me parece que se ha dado la recién nacida agrupación de electores Jaén en Común

PEDRO MELGUIZO

Eso es lo que a mí me parece que se ha dado la recién nacida agrupación de electores Jaén en Común. Porque, aunque es evidente que ha habido un proceso muy democrático de elección directa y esas cosas, el resultado final es en mi opinión muy descorazonador para una buena parte de la izquierda de esta ciudad. Porque los primeros nombres que aparecen en la candidatura son prácticamente los mismos - tal vez variando el orden y quitando a la representante de Equo - que habría si la asamblea local de Izquierda Unida, ahora expulsada de facto de la citada formación, hubiera hecho una lista propia.

Y esa candidatura, en mi opinión, no suma ni agrupa voto de izquierda, sino que lo divide. Y además no está a día de hoy claro que consigan reunir las mil quinientas firmas necesarias para poder constituirse como agrupación de electores, por lo que todo se complica aún más si cabe.

Es más, todavía podría haber otro nuevo partido si no se consiguiesen las firmas necesarias. Y encima, tal y como anunció la dirección provincial, Izquierda Unida presenta otra lista, formada a toda prisa y casi a martillazos.

Así que esa esperanza que había en Jaén, de una razonable unidad de la izquierda del PSOE, se va de nuevo al traste. Y en el fondo por la mismas razones de siempre.

Algo muy atractivísimo debe tener el poder para muchas personas. Algo irresistible. Se lo podemos preguntar a Rosario Morales de Coca, exsecretaria provincial del PA, exdelegada de Turismo y candidata a la alcaldía por el PA en las municipales de 2007, y ahora en la lista del Partido Popular como gran fichaje, porque los primeros puestos de la lista dejan clara la estrategia de los populares, más de los mismo. Por lo menos no engañan ni despistan a sus votantes.

Y otro salto chocante es el de Luis Serrano, hasta hace unos días candidato a la alcaldía por Unión Progreso y Democracia (UPyD) y ahora en puestos de salida de la lista de Ciudadanos.

Siempre se ha dicho aquello de 'divide y vencerás', pero en este caso es mucho más sencillo, porque de nuevo la izquierda se divide solita, sin necesidad de que nadie lo provoque. Y a partir de ahí, con la ley electoral que tenemos y ante tanta fragmentación de voto, los dos partidos mayoritarios serán los grandes beneficiados. Una vez más.