Los seguros reciben quince partes de tráfico cada hora por siniestros ocurridos en Jaén

Chapa y pintura, entre las reparaciones más frecuentes sufragadas por aseguradoras./
Chapa y pintura, entre las reparaciones más frecuentes sufragadas por aseguradoras.

La cifra se mantiene invariable a pesar de que en un año se contabilizan 22.186 pólizas de automoción menos en la provincia

JORGE PASTOR

Aunque normalmente los titulares se los llevan los accidentes donde existe una afectación grave para las personas, lo cierto es que los percances menores, consecuencia de choques, roces y demás, se cuentan por cientos en provincias como Jaén cada día. Hablamos de infortunio -en muchos casos también imprudencia- por la incidencia que tiene para las partes y por el notable montante económico que supone estas reparaciones. Así se desprende de las Estadísticas del Sistema Financiero, que publica anualmente el Instituto de Estadística de Andalucía y cuyos últimos datos corresponden a 2013. La cuestión es que ese año las compañías recibieron un total de 134.105 siniestros acaecidos en Jaén, lo que arroja un promedio de 367,4 al día o, si lo prefieren, algo más de quince a la hora. ¿Mejoramos o empeoramos? Pues depende del cristal con el que se mire. En 2012 se computó una cantidad bastante similar, 134.248, pero con la 'pequeña' diferencia de que, a tenor del informe antes referido, de un año para otro el número de pólizas de tráfico en vigor se redujo en 22.186. Es decir, menos asegurados y las mismas incidencias.

Quebraderos de cabeza que también son básicos para que se mantengan unos mínimos niveles de actividad en los talleres -'no hay mal que por bien no venga'-. Y es que el coste de la reparación se sitúa en una media de 641 euros. Estamos hablando, por tanto, de un movimiento de más de 235.500 euros diarios -casi 86 millones anuales-. Dinero que resarce los daños y dinero que permite mantener puestos de trabajo y que alimenta un mercado, el de las piezas de recambio, que sustenta también una industria muy importante para Jaén, la del motor, con centros productivos en municipios como Martos o La Carolina. Todo suma.

Los que pagan

Pero también conviene analizar todo esto desde la otra perspectiva. Para que alguien reciba esos 86 millones de euros alguien tiene que ponerlos. A pesar de que se trata de un importe elevado, todavía es más lo que pagan los ciudadanos por tener las espaldas cubiertas a la hora de ponerse al volante -un gasto obligatorio, por otra parte-. El montante de las primas superó los 122,5 millones de euros. Solo hace falta restar ambas cantidades para comprobar que, en efecto, la ganancia supera los 36 millones de euros. Al menos aquí, en Jaén. Las cuentas les salen por varios motivos. Entre ellos, que llevar el 'papel' en la guantera vale un poco más. Entre los años que estamos analizando, los últimos divulgados, se produjo un incremento de unos quince euros, pasando de 266,8 euros a 282,3.

Ángel Barranco, corredor de seguros con oficina en Martos, considera que existen varias circunstancias que explican que se haya rebajado la cifra de seguros de vehículos en Jaén. «Hay clientes que, debido a la crisis, han optado por marcharse, pero uno de los principales factores se relaciona con el hecho de que muchas familias se estén decantando por tener cubierto uno de los coches, el que realmente utilizan, mientras que el segundo lo venden o lo dan de baja», refiere Barranco. «También se está notando -añade- que muchas empresas han reducido su parque móvil en un contexto de ajustes o incluso de cierres».

Razones que explican, a su juicio, que también se haya producido una disminución generalizada no solo en la automoción, sino en los diferentes ramos de aseguramiento -enfermedad, multirriesgos, decesos, transportes...-. «La situación sigue siendo complicada para los hogares y los recortes se notan», dice Ángel Barranco.

A pesar de ello, el sector sigue gozando de una salud razonablemente buena. En los dos ejercicios que estamos cotejando, hubo una variación positiva en cuanto a los establecimientos abiertos en los 97 municipios de Jaén, pasando de 75 a 77, aunque se perdieron doce puestos de trabajo.