Se abre la 'veda' del empleo en Jaén

Camarera prepara las mesas para la celebración de una cena de cotillón./
Camarera prepara las mesas para la celebración de una cena de cotillón.

En diciembre las contrataciones se multilplican por cinco respecto a un mes normal por aceituna y navidad

JORGE PASTOR

Acostumbrados a que Jaén salga normalmente en los papeles e incluso en los telediarios por romper todos los récords negativos en temas relativos al paro, los datos de diciembre, con la recogida de la aceituna y la campaña navideña en el comercio y en la hostelería, siempre tienen un efecto balsámico. De la noche a la mañana, por arte de birlibirloque, sale el sol, se genera mucho empleo y la vida cobra nuevamente sentido. Al menos, la vida en esta provincia que nos ocupa y preocupa. Un par de datillos para contextualizar toda la literatura anterior. ¿Saben cuántos contratos se firmaron, por ejemplo, en octubre del año pasado? Pues 28.334, una cifra que se aproxima a la media mensual de este periodo de crisis iniciado ya hace siete años. ¿Saben cuántos se rubricaron dos meses después, en plena recogida de la aceituna y con las calles atestadas de gente con bolsas en las manos y ganas de gastar? Pues 131.122. Estamos hablando de un espectacular incremento del 363% en términos relativos.

El último mes del año es, en efecto, glorioso para todo lo relacionado con el empleo en Jaén. En el caso de la cosecha oleícola, la temporada agrícola que demanda una mayor cantidad de mano de obra en menor periodo de tiempo en todo el mundo, los 30 o 35 jornales que se echan suponen unos ingresos de unos 1.700 euros para los hogares temporeros, un cifra que deberá multiplicarse por el número de componentes que encuentren tajo en los olivos.Y la cosa no queda ahí. Esas 35 jornadas son, a su vez, el pasaporte para el subsidio agrario. Es decir, a 420 euros mensuales durante un periodo de seis meses. Entre los 2.250 euros de aquí y los 1.750 de acullá, más de 4.270 euros que permiten vivir siempre con alguna apretura en muchos municipios de Jaén donde el nivel de vida, adecuado a una economía de subsistencia, no es elevado. Para que se hagan una idea, el pasado diciembre se contabilizaron 119.926 contrataciones solo en la agricultura.

Los servicios

El otro gran nicho que, históricamente, genera ocupación en las últimas semanas del curso es los servicios. Ya se sabe: las compras navideñas y los copetines varios que se celebran en estas fechas de amor, prosperidad y consumo. Aunque las magnitudes no tienen nada que vez con el sector primario, los bares, cafés y restaurantes crean muchos puestos de trabajo al son de Los peces en el río o Blanca navidad. En las navidades de 2013, los establecimientos hosteleros de los 97 municipios jienenses formalizaron 1.739 vinculaciones laborales, aunque es cierto que muchas de ellas son de escasa duración al concentrarse en aquellos días marcados en rojo, que normalmente coinciden con viernes y sábado, cuando hay más cenas y almuerzos se estima que los servicios se multiplican por dos respecto a lo ordinario.

La gran pregunta ahora es ¿qué pasará este año? Nuevamente el quid de la cuestión está en el olivar. No hay buenas noticias. Según el aforo de la Junta, la oferta de jornales se reducirá por encima de los cuatro millones solo en Jaén. Si nos atenemos a las previsiones de producción, estamos ante un escenario muy parecido al de hace dos años. En diciembre de 2012 se computaron 81.614 contratos entre todos los sectores productivos de Jaén, unos 50.000 menos que en el mismo intervalo de 2013, con la expectativa de un cosechón de 740.000 toneladas solo en Jaén. Este es el espejo en que debemos mirar ahora para anticipar una imagen bastante verosímil de lo que nos depara el futuro más inmediato por estos pagos jaeneros. Esta es, también, la consecuencia más inmediata de que el diez por ciento delProducto Interior Bruto (PIB) de Jaén aunque en algunas localidades este porcentaje supere ampliamente el cincuenta por ciento dependa de la rama agraria. La dependencia del monocultivo sigue siendo extrema. De ahí que uno de los principales debates en estos momentos sea la reducción o exoneración de justificar las 35 peonadas para acceder al seguro del campo y que también sean muchas las voces que claman por la aprobación de un Plan Extraordinario de Empleo para Jaén.