La Junta subraya su voluntad de "afrontar" el impacto de la crisis en los menores

La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio en una imagen de archivo/
La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio en una imagen de archivo

Sánchez Rubio ha mandado este mensaje al Defensor del Menor, Jesús Maeztu, un día después de que éste entregase en el Parlamento su informe de gestión correspondiente a la labor desarrollada durante 2013

EUROPA PRESSJAÉN

La consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha querido subrayar este miércoles que la Junta "no sólo es consciente" del impacto de la crisis económica entre la población infantil, sino que desde el "reconocimiento de esa realidad" quiere "afrontar esas situaciones".

En declaraciones a los periodistas en Jaén, Sánchez Rubio ha mandado este mensaje al Defensor del Menor, Jesús Maeztu, un día después de que éste entregase en el Parlamento su informe de gestión correspondiente a la labor desarrollada durante 2013 en defensa y promoción de los derechos de los menores en Andalucía.

La consejera ha señalado que dicho informe --que refleja que en Andalucía "casi una cuarta parte" de los menores de 16 años vivía en hogares con ingresos por debajo del umbral de la pobreza en el año 2012--, "pone de relieve" algo que "ya se sabía desde la Junta" y que tiene a sus dirigentes "preocupados y ocupados", y es "cómo está repercutiendo la crisis en las personas más vulnerables, en los niños".

En ese sentido, la titular andaluza de Políticas Sociales ha remarcado que la Junta ya está tomando "medidas para paliar esta situación" y de forma "coordinada" con ONG "busca soluciones", algo que va a realizar "con más intensidad a partir de septiembre", cuando, según ha apuntado, se intentará "retomar el gran pacto en materia de infancia" en la comunidad andaluza.

La idea, según ha abundado, es que "la infancia debe tener un trato especial", dado que los niños, al igual que las personas mayores, están "más desasistidos", de forma que resulta necesario "coordinar y aunar todos los esfuerzos", que es lo que pretende hacer la Junta, según ha señalado.

En esa línea, ha aseverado que "decir que las cosas no existen no resuelve nada", y hay que reconocer que "en estos momentos hay situaciones graves en familias y muchas cosas que hacer". En relación a las medidas puestas en marcha, la consejera se ha referido, por ejemplo, a las que se han adoptado en el marco del Decreto de Inclusión Social.

Ha enumerado, entre otras, medidas de "refuerzo de alimentación por problemas de nutrición que puedan tener los niños, y de las escuelas de verano en zonas de transformación social", así como las "ayudas económicas en el entorno familiar", que se están llevando a cabo a través de las diputaciones o los ayuntamientos, y también un servicio de catering a domicilio "para algunos menores que en verano están en situación diferente".

Se trata de que se adopten medidas "especialmente dirigidas" a la población más vulnerable, con independencia de otras como "el salario social dirigido a los padres o madres en paro o de los contratos que se hagan para personas que no tengan ingresos", para lo cual la consejera considera "vital" la colaboración con los ayuntamientos.

Por último, Sánchez Rubio ha querido resaltar que su departamento trabaja "muy estrechamente" con el Defensor del Pueblo Andaluz también en su calidad de Defensor del Menor, y ha apuntado que el próximo lunes tiene previsto mantener una reunión con Jesús Maeztu para abordar esta cuestión y otras.