Fatah y Cifu apuntalan el Mancha Real

Cifu fue presentando con su nuevo equipo./
Cifu fue presentando con su nuevo equipo.

Ambos firmaron ayer por el cuadro verde y serán los refuerzos del equipo para lo que queda de curso

JESÚS MUDARRAJAÉN

Tardó, pero el mercado de fichajes acabó dando al Atlético Mancha Real exactamente lo que buscaba. «Si no viene lo que queremos, no firmaremos a nadie», aseguró un miembro del equipo a IDEAL. Así pues, las negociaciones con los futbolistas que finalmente lucirán la casaca verde se han llevado sin prisa y con la cautela de quien sabe que no puede fallar.

El resultado ha sido satisfactorio para la dirección deportiva del club y también para dos jugadores que encontrarán en Sierra Mágina un conjunto que les sirva como escaparate. El primero de ellos, cuya llegada confirmó antes el club en la red social Twitter, es Fatah Al-Lal El Hazzazi, un defensa central propiedad de la UD Melilla que llega al Juventud en calidad de cedido.

Fatah se ha estado desempeñando en el primer tramo de la temporada en el eje de la defensa del River Melilla de Tercera División. Allí se ha convertido en una pieza imprescindible (ha sido titular en las 22 jornadas en las que ha participado) y el salto de nivel que del futbolista ha llevado al club que tiene sus derechos a pensar que debe seguir adquiriendo experiencia en una categoría superior.

Pese a su corta edad, el melillense, que llegó a pasar por la cantera de la UD Almería, conoce el Grupo IV de la Segunda B en el que ya ha disputado quince partidos con el equipo de su tierra, repartidos todos ellos entre las temporadas 2015/2016 y 2013/2014.

El potencial de este joven jugador está aun por descubrir, pero lo cierto es que debe acoplarse rápido a los esquema de Arsenal ya que en su posición los verdes cuentan ahora mismo con Josema y Ramón como únicos futbolistas naturales.

Veteranía y experiencia

Muy distinto es el caso del segundo pelotero que han fichado los mancharrealeños. Se trata del lateral derecho Daniel Cifuentes Alfaro, conocido en los terrenos de juego como Cifu. A sus 36 años de edad, este carrilero aportará no poca experiencia a la plantilla y es que su carrera es cuanto menos dilatada.

Se formó en las categorías inferiores del Real Madrid y desde entonces su nivel futbolístico fue en ascenso hasta llegar a jugar dos temporadas en la máxima división del fútbol español. Antes de eso, Cifu pasó entre los años 2000 y 2004 cuatro temporadas en Segunda B, defendiendo en ellas las camisetas del Real Madrid Castilla, del Zamora CF y del Lanzarote.

Fue en la isla donde mejor versión del jugador se pudo encontrar y ello le valió para obtener un billete a la Segunda División. Se lo ofreció la SD Eíbar, equipo en el que militó en la campaña 2004/2005 y en el que dio un salto de calidad espectacular, algo que no pasó desapercibido. La Real Sociedad, de Primera División, llamó a su puerta a la temporada siguiente y allí pudo disfrutar de año y medio en la élite.

A mitad de la siguiente campaña puso rumbo a Ponferrada, donde pasó los últimos meses de competición antes de volver a recibir una llamada de Primera. El Valladolid fue destino para la temporada 2007/2008 pero allí las cosas no le fueron como esperaba y al año siguiente acabó dando un giro de 180 grados a su carrera para acabar en el ilusionante Cádiz de Segunda B. En tierras gaditanas vivió un ascenso y también un descenso, llegando a luchar tres cursos consecutivos por los amarillos.

Sin salir de Andalucía, Cifu volvió a recibir la llamada de un club de Segunda División, el decano del fútbol español, y allí volvió a encontrar la estabilidad. Tres temporadas pasó en Onuba disfrutando de la categoría de plata del fútbol nacional y volviendo a sentirse importante.

En 2015 decidió vivir una experiencia algo más exótica y firmó con el Lincoln Red Imps de la Premier League Gibraltareña con el que ha ganó la Supercopa Gibraltareña formando parte del equipo campeón de liga. Puso de nuevo rumbo a España y ya la pasada temporada la pasó jugando en un club de grato recuerdo para el Mancha Real.

Viejo conocido

Cifu formó parte de la plantilla del Zamora CF a la que se enfrentaron los verdes para acabar consiguiendo el histórico ascenso a la Segunda B, compartiendo allí vestuario con Josema, uno de los pilares sobre los que se está basando el juego de los verdes esta temporada.

Precisamente la opinión del defensa central madrileño (de donde también es Cifu) habría servido como definitivo aval para que la dirección deportiva acabase apostando por un jugador que, si bien tiene una carrera más que contrastada en los campos españoles, también lleva seis meses de sequía ya que hasta ahora se encontraba sin equipo y se ha estado entrenando en las jornadas que la Asociación de Futbolistas Españoles organiza para jugadores que están en su misma situación.

Mercado satisfactorio

Con la llegada de Fatah y Cifu, el Atlético Mancha Real cerró una ventana de fichajes intensa en la que si bien ha sufrido la sensible baja de Elady Zorrilla también ha encontrado relevos de calidad. La nómina de recién llegados la completan Álvaro Fernández, Israel Jerez, Juanpe y Gassama, por lo que son seis los futbolistas que además dotarán a Arsenal de un fondo de armario con el que no contó en la primera vuelta.

Se ha conseguido además retener al máximo goleador del equipo. Airam Benito, y dar salida a hombres como Iker Zárate que apenas habían contado con protagonismo por las lesiones.

 

Fotos

Vídeos