El Vía Crucis de refugiados y migrantes en Jaén

El Vía Crucis de refugiados y migrantes en Jaén

Red Jaén Ciudad Abierta realizó un Vía Crucis por cinco paradas de la capital, para hacer visible la lucha por los derechos de refugiados y migrantes

JOSÉ COBOJaén

Como cada tercer martes del mes, todos los miembros que forman la red de solidaridad Red Jaén Ciudad Abierta, se reúnen para hacer visible la lucha por los derechos de refugiados y migrantes. La Red Jaén Ciudad Abierta colabora con el Vía Crucis en pro de una política de refugio y migración solidaria que organiza el Circulo del Silencio. Este Vía Crucis realizó un recorrido solidario que dio comienzo a las 19:00 en la plaza de la Constitución, para llegar más tarde a la plaza Deán Mazas, plaza de San Ildefonso, Los Naranjos y finalizar a las 21:00 en la plaza de Santa María.

Este acto corresponde a la concentración de marzo, que precisamente por estar cerca de la Semana Santa, que tanto significa en nuestra ciudad, queremos hacer una especie de Vía Crucis simbólico, afirma Cristóbal Fábregas, portavoz de Jaén Red Ciudad Abierta. Todos los terceros martes de cada mes, a las 19:00h en horario de invierno y 20:00h en el de verano convocamos una manifestación, excepto los meses de julio y agosto. Hay dos manifestaciones que podrían considerarse especiales, la de diciembre, que se hace en la puerta del albergue de transeúntes, aprovechando la cantidad de inmigrantes que acuden a nuestra ciudad por la campaña de la aceituna y la de marzo o abril, que aprovechando la Semana Santa, la hacemos en forma de recorrido, como la que hemos hecho el día de hoy, cuenta Cristóbal Fábregas. No obstante, invitamos a todo el mundo a que se informen de nuestras actividades a través de nuestra página de Facebook, apuntilla el portavoz de Red Jaén Ciudad Abierta.

¿Qué es Jaén Ciudad Abierta?

Se trata de una iniciativa colectiva que agrupa a 17 organizaciones de diferentes sensibilidades que se toman la lucha contra la injusticia como algo personal. Su objetivo es unir esfuerzos para transformar este drama humanitario, en una oportunidad de respuesta digna y ajustada al derecho internacional, que haga posible un futuro justo y esperanzador para este grupo de personas que ya están en Europa o quieren llegar a nuestro continente.