Música 'clásica' para divertirse

Música 'clásica' para divertirse

El cuarteto de cuerda se convirtió en dúo e hizo bailar a todo el mundo

JOSÉ COBOJaén

Esta es la historia de cómo un cuarteto de cuerda se convierte en un dúo que consigue hacer bailar al público de la plaza Deán Mazas, con música country. Lo que aparentemente iba a ser una tranquila noche de música clásica se convirtió en todo lo contrario. Lo que no han conseguido la rumba, el rock o el flamenco, lo logró anoche el dúo compuesto por Ruth González Ayllon, al violín, y Rafael Jurado, al piano. Desde conocidas bandas sonoras de películas, hasta Malú, pasando por el mítico 'House of the rising sun' de The Animals. Ruth González también es conocida por el público jienense como violinista del grupo de música judía Klezmorim.

Parece increíble el poder que puede llegar a tener un violín, capaz de enmudecer al público y minutos después hacer que éste se ponga en pie y baile como si no hubiera mañana. Cierto es que todo esto habría sido más difícil si Ruth y Rafael no hubiesen contado con la ayuda de 'la mesa de los jóvenes' (bautizada con este nombre por la violinista). Una mesa compuesta por unos marchosos septuagenarios que bailaron, hicieron palmas y animaron al resto de la plaza. 'Jóvenes' que tuvieron que marcharse antes de finalizar el primer pase del concierto porque les cerraban la residencia, según afirmaron varios de ellos mientras se marchaban entre los aplausos y ovaciones que les dedicó toda la plaza.

Así es como un concierto que se presentaba tranquilo, resultó ser todo lo contrario. Y es que nos encanta colgar 'etiquetas', y dar por hecho que un violín y un piano son serios y aburridos, cuando anoche Ruth y Rafael demostraron que no tiene por qué ser así. Así que dejemos las etiquetas en casa, salgamos a nuestras calles y plazas a disfrutar de la música en directo, algo que en Jaén es relativamente fácil, ya que tenemos a nuestro alcance todo tipo de música al aire libre, y además gratis, una palabra a la que ya nos hemos acostumbrado en la capital y parece no llamarnos la atención.

Esto no sería posible sin ciclos de música como Duendeando o Mi/Me/Music!, en la plaza Deán Mazas, los conciertos de La Clásica en la plaza de San Ildefonso o 'Noches de palacio', en el Centro Cultural Baños Árabes, la Diputación Provincial de Jaén, el Excmo. Ayuntamiento de Jaén y todos aquellos hosteleros que apuestan por una oferta cultural para que Jaén vuelva a tener vida durante los soporíferos meses de verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos