Adiós a una palmera centenaria y la de más altura de Jaén