Policías y bomberos solicitan al alcalde que no modifique el acuerdo salarial

UPLB, CSIF y CC OO rechazan el intento del Ayuntamiento de que echen cien horas más al año

J. M. LIÉBANAJAÉN
El acuerdo para Policía y Bomberos se aprobó en el pleno de mayo. IDEAL/
El acuerdo para Policía y Bomberos se aprobó en el pleno de mayo. IDEAL

Las secciones sindicales de UPLBA, CSIF, CCOO y el delegado de la junta de personal de UGT en el Ayuntamiento de Jaén solicitan al alcalde, José Enrique Fernández de Moya, «que se respete y no se mueva ni un milímetro subrayan el acuerdo alcanzado entre el equipo de gobierno del Partido Popular y los sindicatos UPLBA, CSIF y CCOO, en lo referente a las condiciones laborales de la Policía Local y Bomberos de este ayuntamiento», después de escuchar las declaraciones hechas esta semana por el concejal de Personal, Miguel Ángel García Anguita. Y anuncian que mañana ofrecerán una rueda de prensa para explicar su posición al respecto.

El concejal de Personal dijo el miércoles que «no se llevará al próximo pleno municipal», previsto para el viernes día 27, la aprobación definitiva de la modificación del complemento específico de Policía Local y Bomberos. Lo justificó en que la semana pasada se rompieron las negociaciones con los representantes sindicales de ambos cuerpos y que, después de «tiras y aflojas», no había consenso. «No están de acuerdo con algunas matizaciones. Y si no se alcanza (el consenso), no habrá acuerdo. La cosa se quedará como estaba y aquí paz y después gloria», sentenció.

La principal de esas «matizaciones» consiste en la petición municipal de que los beneficiarios de la subida salarial echen a cambio cien horas más al año que el resto de empleados municipales, entre los que existe cierto malestar por la modificación del complemento específico de policías y bomberos. «Quieren hacer el mismo número de horas que el resto, y eso es inaceptable», abundó el edil, quien hizo referencia a que el Ayuntamiento tiene 1.500 empleado. Por lo que, según anunció, serán «inflexibles» en la defensa de los intereses del Ayuntamiento y del resto de trabajadores municipales. Ello ha originado a su vez un fuerte malestar entre policías y bomberos, por el repentino cambio municipal tras las vacaciones, cuando el acuerdo fue cerrado en primavera y aprobado inicialmente por el pleno del Ayuntamiento del mes de mayo.