Seis religiosos de Jaén asesinados en la Guerra Civil serán beatificados

Se trata de Manuel Basulto Jiménez, obispo de Jaén, y de cinco compañeros sacerdotes asesinados en la ciudad entre 1936 y 1937

EFECIUDAD DEL VATICANO

Otros 58 religiosos españoles asesinados durante la Guerra Civil española (1936-1939), entre ellos el que fuera obispo de Jaén, serán beatificados, después de que el papa aprobara el decreto que reconoce sus martirios, lo que abre el paso a su elevación a la gloria de los altares, informó el Vaticano.

Se trata de Manuel Basulto Jiménez, obispo de Jaén (sur de España) y de cinco compañeros sacerdotes asesinados en esa ciudad andaluza entre 1936 y 1937, "por odio a la fe y persecución a la Iglesia en España", según el Vaticano.

Además, José Máximo Moro Briz y cuatro compañeros sacerdotes de la diócesis de Ávila asesinados en 1936.

Joaquín Juan Marín y catorce compañeros sacerdotes de la Sociedad de Sacerdotes la Obra Diocesana, asesinados en 1936-1938, y Andrés de Palazuelo (Francisco Miguel González Ganzález), sacerdote profeso de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y 31 compañeros de la misma orden, asesinados entre 1936 y 1937.

En los casos de los religiosos asesinados que van a ser beatificados y que pertenecen a la misma congregación, el Vaticano facilita sólo el nombre de uno y añade el número de "compañeros".

Las beatificaciones de los 58 "mártires del siglo XX", como llama la Iglesia española a los religiosos asesinados durante la II República española y la Guerra Civil, se anunciarán en fechas próximas.

Según datos de la Iglesia española, los "mártires" de los años 1934 y 1936-1939 pueden ser unos diez mil. Ya han sido beatificados más de un millar y proclamados santos once.

Fotos

Vídeos