La UJA recuerda que no comparte la "imagen catastrofista" de la universidad pública

La Universidad y sus órganos de gobierno "están obligados a cumplir y a hacer cumplir las normas que, en el ámbito de sus competencias"

EUROPA PRESSJAÉN

La Universidad de Jaén (UJA) ha recordado que no comparte la "imagen catastrofista" de la universidad pública española y tampoco los "ataques" a sus trabajadores, en alusión a "los argumentos defendidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que apuntan al insuficiente trabajo de profesorado y alumnado para justificar las medidas incluidas en el Real Decreto-Ley".

"Siendo conscientes de que hemos de mejorar, los datos demuestran que hemos alcanzado resultados comparables a universidades de otros países con presupuestos mucho más elevados", ha apuntado el consejo de dirección de la Universidad de Jaén.

Asimismo, ha aclarado que la UJA y sus órganos de gobierno "están obligados a cumplir y a hacer cumplir las normas que, en el ámbito de sus competencias, dicten, tanto el Gobierno como la Junta de Andalucía, así como las leyes aprobadas por el Parlamento". Pese a ello, ha explicado que la UJA defenderá el derecho de autonomía universitaria recogido en el artículo 27.10 de la Constitución Española, "en todos los ámbitos y con todos los instrumentos que la Ley le otorgue".

Tal y como viene manifestando en la línea del comunicado de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas del pasado 3 de mayo, el Consejo de Dirección de la UJA ha rechazado, "de forma rotunda, el procedimiento seguido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el que medidas de vital importancia en el funcionamiento y gestión de las universidades, incluidas en el Real Decreto-Ley 14/2012, han sido conocidas a través de los medios de comunicación y de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE)".

Plan económico de la Junta

Con relación a la 'Actualización del Plan Económico-Financiero de Reequilibrio de la Junta de Andalucía 2012-2014', el consejo de dirección entendió que se trata de un proyecto, "que deberá articularse a través de las correspondientes normas legales y, por lo tanto, su aplicación y sus efectos, que también consideramos perjudiciales para los empleados públicos, no son inmediatos, ni las medidas que contiene pueden considerarse como definitivas".

"En el propio documento -indicó el comunicado- se advierte que aquellas medidas que afecten a las universidades se llevarán a cabo de manera concertada con las propias instituciones académicas. Con independencia de llegar a acuerdos de reducción de gastos de forma concertada, no compartimos el recorte de 130 millones de euros, anunciado en dicho documento, considerando, además, que el Plan de Inversiones para las Universidades está paralizado y han sido reducidas otras partidas de Planes Concertados y de inversión en investigación".

En cualquier caso, el consejo de dirección aseguró en el comunicado estar de acuerdo en la necesidad de establecer un plan de ahorro para corregir el déficit público, pero "éste no se debe realizar perjudicando las misiones básicas de la universidad, docencia, investigación y transferencia de conocimientos y transmisión de la cultura".