«He soñado toda mi vida con esto, ya tengo la triple corona jienense»

Los grandes atletas de la prueba y los populares destacaron una vez más el ambiente ‘mágico’ y la dureza del trazado

M. C. CONTRERASJAÉN

Sebastián Martos estaba pletórico tras su triunfo, que puede ser el pistoletazo a un año para recordar. Apunta muy alto, hasta los Juegos Olímpicos. «Es un gran orgullo ganar esta carrera, estoy muy, muy contento. Ha sido muy dura, con muchos hachazos y he tenido que jugar mis bazas. Siendo más atleta de pista mi fuerte estaba en el último kilómetro. Y ha salido todo genial», confesaba el ganador de la prueba, entre jadeos aún, tras cruzar la línea de meta.

El huelmense se deshizo en elogios para con el público, «increíble, en las últimas curvas todo eran ánimos» y brindó el triunfo a «Huelma, mi entrenador, mi club, mi novia y mi familia». «He soñado siempre con ganar esta carrera y con ella completo lo que para mí es el triplete jienense:la milla urbana, el Cross del Aceite y la San Antón. La alegría es diferente a ganar el europeo, pero ya que no puedes ganar uno en Jaén porque no lo hay, esto es lo más parecido », aseveraba el campeón de Europa de 3.000 metros.

Pese al frío y al asfalto mojado, el atleta del Unicaja señaló que fue «una noche excelente para correr». El corredor, que aguantó el tirón de Lara primero y luego de Carretero, con el que se escapó, reconoce que hubo momentos difíciles. «A 600 metros me dejó y creía que no aguantaba, pero me repuse».

El capitán del Unicaja, Fran Lara, concluyó tercero, tras descolgarse levemente en Gran Eje de Martos. «Estoy orgulloso, es mi mejor resultado en la San Antón. Es para estar contento, aunque creo que podía incluso haber acabado primero. Sabía que tenía que dejar a Sebas antes porque su final es muy bueno, pero no he podido», explicó el atleta, que destacó «el ambiente en cada subida, en cada bajada, la gente es extraordinaria» y dejó claro su deseo para el futuro. «Volver a vestirme de rojo (con la selección española). Estoy seguro que lo conseguiré».

El segundo clasificado, Carretero, también alabó la carrera con un ambiente «espectacular, que ayuda mucho cuando vas sufriendo». El único pero fue quizás «la carretera mojada» y que se le escapó la victoria, que «como andaluz, en una de las pruebas más importantes de Andalucía, quería conseguir, pero no ha podido ser».

La ganadora de la prueba femenina, por su parte, la malagueña Esther Hidalgo, afirmó tras su peleada victoria que había sido «de las carreras más especiales de mi vida». «Es muy dura, desde el primer minuto, pero tenía muchas ganas de correrla. Ayer estuve en el Cross de Itálica y aún así no he querido fallar a Jaén», añadió.

Fotos

Vídeos