Denuncian que los olivareros pagan a Hacienda por 300 millones no recibidos

COAG dice que la Agencia Tributaria les obliga a pagar lo mismo que con unos precios del aceite más altos

IDEALJAÉN.
Cata de aceite de oliva. ::
                             IDEAL/
Cata de aceite de oliva. :: IDEAL

La organización agraria COAG criticó ayer que el bajo precio del aceite ha provocado unas pérdidas de 318 millones de euros a los olivareros jienenses en el año 2009 y, sin embargo, la Agencia Tributaria «les sigue obligando a pagar sus impuestos como si hubieran percibido este dinero», por lo que exigió que se reduzca el módulo que se aplica para el aceite de oliva actualmente en la declaración del IRPF, que es del 32 por ciento.

COAG detalló a través de un comunicado que la Agencia Tributaria está obligando a los olivareros jienenses a tributar por unos beneficios que no han recibido, lo que viene derivado por el «bajísimo» precio del aceite de oliva.

«Hacienda, según la fiscalidad que posee por módulos, aplica un módulo del 32 por ciento para el aceite de oliva en la declaración del IRPF -el mismo que se fijó cuando los precios del aceite estaban mucho más elevados-, es decir, entiende que dicho porcentaje son los beneficios de los ingresos brutos que ha recibido el agricultor y a razón de este porcentaje se calcula la base sobre la que debe tributar. Sin embargo, con el precio que tiene actualmente el aceite , este índice ataca a su economía», manifestó.

Comparaciones

En este sentido, fundamentó que si el precio medio de este producto durante los últimos cinco años (2004-2008) ha sido de 2.648,14 euros por tonelada, en el año 2009 se ha quedado en los 1.939,44 euros por tonelada, según los precios del Pool Red del Aceite de Oliva. «La diferencia es más que evidente, ya que los agricultores perdieron el año pasado 708,70 euros por tonelada», incidió.

«Debemos tener en cuenta que hay una producción media en la provincia de Jaén de 450.000 toneladas. A un precio de 1.939,44 euros por tonelada, los ingresos de los olivareros fueron en 2009 de 872.748.000 euros. Sin embargo, con el precio medio de 2.648,14 euros por tonelada de los cinco últimos años, los beneficios hubieran sido de 1.191.663.000 euros, por lo que los olivareros han dejado de percibir 318.000.000 euros, cantidad por la que Hacienda les está obligando a tributar al aplicar el módulo del 32 por ciento antes mencionado», especificó COAG.

COAG-Jaén consideró necesario la bajada de este módulo, para lo cual adelantó que va a exigir a Hacienda que se aplique un módulo acorde con la realidad actual que está viviendo el agricultor, que es la de unos precios «insuficientes para una explotación rentable».