Los cambios de Jaén en una década

La capital se ha transformado radicalmente en los últimos diez años: un ejemplo, el barrio del Bulevar

LORENA CÁDIZ JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
Solar en el que se iba a construir el Bulevar en el año 2000. :: IDEAL/
Solar en el que se iba a construir el Bulevar en el año 2000. :: IDEAL

Si hace diez años nos hubieran dicho que las relaciones personales a través de internet iban a triunfar, nos hubiéramos llevado las manos a la cabeza. Nadie hubiera podido imaginar que en la red se podría tener toda una colección de amigos y que ahora ya no se pide el teléfono, directamente se busca a las personas en el Facebook, en Tuenti o en cualquier otra red social. Tampoco en el año 2000 nos podíamos imaginar que se pudiera volar al extranjero por sólo 20 euros con las compañías 'low cost'. Aunque eso sí, por aquellos años ya empezábamos a jubilar al carrete y los sustituíamos por la fotografía digital, a pesar de que muchos auguraban que eso del digital no tenía mucho futuro y se resistían a dar el paso.

Pues bien, no sólo nosotros y nuestra forma de relacionarnos y de comportarnos ha cambiado. También nuestro entorno se ha ido adaptando a los nuevos tiempos. Los jienenses de este año 2010 que ahora comienza no son los mismos que los de hace una década, cuando comenzaba el milenio, pero tampoco la ciudad es la misma. La capital ha cambiado radicalmente casi sin que nos hayamos dado cuenta. Las obras, barrios y edificios que ahora vemos cada día y que nos parece que han estado siempre ahí no existían hace una década.

El barrio del Bulevar es un ejemplo clave para ilustrar el cambio de esta ciudad en los últimos diez años. En el año 2000 la asociación de vecinos de Expansión Norte, indignada ya por el paso de distintos equipos de Gobierno que hablaban de un proyecto para llevar a cabo el crecimiento de la ciudad con la construcción de un nuevo barrio en esta zona, declaraban a la prensa: «el famoso gran bulevar sigue siendo un cuento de hadas donde los personajes sí son reales» y criticaban que la parcela donde se iba a ubicar la primera fase del nuevo barrio no era más que «un inmenso descampado que amenaza con convertirse en una escombrera permanente».

En aquel año, en este barrio se contabilizaban unos 6.000 vecinos. Sólo un año más tarde, en el 2001, se adjudicaban las obras de la primera fase del Bulevar por 650 millones. A día de hoy, nueve años más tarde, se trabaja en levantar la tercera fase de este barrio en el que la población residente supera las 22.000 personas, casi la quinta parte del total de la ciudad (117.000) y se espera que cuando toda esta nueva fase esté habitada, los residentes de este barrio representen ya al 23 por ciento de los vecinos de la capital. Todo eso por no hablar de la cantidad de personas que cada día acuden a los negocios que se han creado en este barrio, la mayoría de ellos cafeterías y restaurantes.

En estos años también se ha levantado allí la zona verde más grande de la ciudad, un proyecto que Jaén pedía 'a gritos' por la escasez de parques. Se trata del parque Andrés de Vandelvira, que tiene 7,4 hectáreas y que costó casi ocho millones de euros y que hoy en día es uno de los principales entretenimientos no sólo para los niños que viven en el Bulevar sino para los de todas las ciudades. Antes que el Andrés de Vandelvira, el Bulevar dio a la ciudad otro parque, aunque mucho más pequeño.

Universidad

Algunos de los universitarios del año 2000 serán hoy día profesores en el campus de Las Lagunillas, otra zona de la ciudad que ha experimentado un profundo cambio. En aquel entonces el campus era la mitad de lo que es ahora, al igual que la cifra de estudiantes, la de profesores o la de grupos de investigación. La Universidad de Jaén no ha dejado de crecer y sólo a lo largo de este curso en el que se encuentra inmersa se inaugurarán cuatro nuevos edificios. Tres de ellos ya están terminados: el Animalario (Centro de Producción y Experimentación Animal), el edificio departamental para Humanidades y el edificio de usos múltiples en el que, entre otras cosas, se ubica un gran comedor que satisfacerá una vieja demanda de la comunidad universitaria. El cuarto edificio se inaugurará en primavera y estará destinado a centros de investigación.

Parking Avenida

Hace una década, cualquiera que pasara por la avenida de Muñoz Grandes podía contemplar la llamada Puerta de Alcalá, fachada de una fábrica de perfumes que se puso en marcha en Jaén en 1880. Esa fábrica pasó a ser con el paso de las décadas un silo para el trigo, las dependencias de la Guardia de Asalto y de la Policía Armada y tras el derrumbe del edificio, una fachada convertida en un símbolo de la ciudad. Símbolo que desapareció durante la construcción del parking Avenida en el año 2005. Precisamente ese párking y el parque infantil y la zona verde que hay en su superficie es lo que se puede contemplar hoy en la zona. No fue hasta mayo de 2008, con el actual equipo de Gobierno, cuando se inauguraron las instalaciones del mayor parking de Jaén y el más polémico de todos.

Pero si hay un cambio en Jaén que haya quedado en la memoria de todos es la desaparición de la antigua Escuela de Politécnica Superior (Peritos) y el antiguo campo de fútbol de La Victoria por el edificio de El Corte Inglés. Hace una década los universitarios estudiaban Peritos junto a la avenida de Madrid y los jienenses compraban en las distintas sedes de El Corte Inglés repartidas por la zona centro de la ciudad.

Fue en 2005 cuando se echó abajo el edificio de Peritos y en 2007 cuando se abrían las puertas de El Corte Inglés creando 886 puestos de trabajo. La firma invirtió 110 millones de euros en un edificio con 30.000 metros cuadrados y casi 700 plazas de aparcamiento, por no hablar de su diseño, cuanto menos llamativo y de contraste con el vecino barrio de Las Protegidas.

En estos años hemos visto también desaparecer la vieja cárcel. En el año 2000 se hablaba ya de convertir el edificio en sede del Museo Ibero, en el año 2002 la Junta ya tenía claro el proyecto a pesar de que eran muchos los colectivos de la ciudad que apostaban por su derribo, entre ellos el de arquitectos. Tampoco el Ayuntamiento apostaba por mantener en pie el edificio. Al final las obras del parking Avenida provocaron unas grietas irreparables en la estructura y la cárcel acabó derribándose. Sobre el solar, hace unos cuatro meses comenzaron los trabajos del futuro y esperado Museo Ibero.

Y por último, un ejemplo más de cambio, en este caso en el Paseo de la Estación: el cine Asuán por un edificio de oficinas, en cuyos bajos se encuentra una famosa tienda de ropa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos