Asaja aplaude que el Gobierno se plantee prohibir los envases rellenables de aceite de oliva

IDEALJAÉN.

La organización agraria Asaja-Jaén celebró ayer que el Ministerio de Medio de Medio Rural se estén planteando la posibilidad de prohibir los envases de aceite de oliva rellenables para uso de establecimientos hosteleros y confió en que el Gobierno siga por ese camino.

Tras la respuesta ofrecida a la petición lanzada por las denominaciones de origen de Jaén, la organización recalcó que ella misma, a través de organismos como la federación europea de cooperativas, «lucha desde hace cuatro años por que se cumpla esta iniciativa», por lo que valoró la medida de las denominaciones como una forma de presión más.

A juicio de la organización, es un asunto «tercermundista» que se permita en establecimientos de restauración el servicio a clientes con aceites de oliva que han sido rellenados. «Con esto se elimina cualquier forma de promoción del caldo, a la vez que se merma la calidad que recibe el consumidor», tal y como sostuvo en un comunicado.

Asaja-Jaén afirmó esperar que desde el Gobierno se intervenga para que esta medida sea una realidad en «poco tiempo, al igual que no se permite a los establecimientos hoteleros rellenar otras botellas, como las que contienen bebidas alcohólicas». «Es un paso más para que se siga el ejemplo en el resto de Europa y el aceite reciba el tratamiento como alimento de prestigio que se merece», dijo.