Cuenta atrás para la autovía «con alma» de la provincia de Jaén

En dos años se llegará a Úbeda y Baeza desde la capital en poco menos de media hora

LORENA CÁDIZ JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
Viaducto de la A-316 en el tramo entre la capital y el municipio de Mancha Real, que ya se encuentra en servicio :: IDEAL/
Viaducto de la A-316 en el tramo entre la capital y el municipio de Mancha Real, que ya se encuentra en servicio :: IDEAL

Menos de dos horas y media. Ese es el tiempo que emplearán los conductores procedentes de la Costa del Sol en llegar a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad: Úbeda y Baeza. Será dentro de dos años, cuando esté terminada la llamada Autovía del Olivar (A-316) en su tramo entre la capital y Úbeda. A día de hoy son 220 kilómetros los que discurren entre Málaga y Jaén. Aproximadamente dos horas en coche. El desvío hacia Úbeda y Baeza se toma en la capital. 50 kilómetros, que según que épocas del año, sobre todo durante la aceituna, se convierten en una pesadilla por la presencia de tractores. Normalmente el recorrido se realiza en aproximadamente una hora.

Será en 2012, si las obras continúan con el ritmo que llevan hasta ahora, cuando ese tiempo se reduzca en más de media hora y se acerquen estos dos grandes puntos turísticos y otros de igual o mayor importancia como Cazorla, a «focos de atracción» como puede ser la Costa del Sol. «Crear infraestructuras de estas características tiene una gran importancia para el PIB y para el sector empresarial, en este caso de las provincias de Jaén y de Córdoba, que es por donde discurre la autovía», dice el delegado provincial de Obras Públicas, Rafael Valdivielso.

Su Consejería se puso a trabajar en esta obra hace más de trece años, cuando el jienense Francisco Vallejo estaba al frente de la misma. Primero fue la A-95 y ya en el año 2000, cuando se le dio el primer impulso con la duplicación del eje Jaén-Torredelcampo, pasó a ser la A-316, que con el paso de los años recibiría el sobrenombre de Autovía del Olivar. Sería sólo un adelante de todas las iniciativas que se han desarrollado en torno a esta infraestructura para 'humanizarla', para «darle alma», tal y como dice Valdivielso. El carril bici que discurre paralelo al tramo entre Úbeda y Baeza es un buen ejemplo de esa intención.

«La provincia de Jaén se quedó fuera de la A-92 y se vio la necesidad de un eje vertebrador de este a oeste entre las provincias de interior de Andalucía». Ese eje es la A-316, que unirá las poblaciones medias entre Estepa y Úbeda. Concretamente 90 municipios y un total de 800.000 habitantes se beneficiarán, en tiempo y seguridad, de la autovía una vez que esté finalizada. Unos tendrán acceso directo como Úbeda, Baeza, Jaén, Mancha Real y Martos y otros quedarán a menos de 25 minutos. La autovía tiene en total 190 kilómetros y una inversión de 800 millones de euros. En la provincia de Jaén se construirán 95 kilómetros y se invertirán 375 millones de euros.

¿Para cuándo?

Pero, ¿para cuándo? Esa es la pregunta que se hacen muchos jienenses. Es una obra de gran envergadura pero que empieza a dejar la sensación de ser eterna. «Una infraestructura de estas características tiene unos periodos muy amplios, desde que se sueña hasta que se ve a los ciudadanos utilizándola transcurre un espacio de tiempo muy amplio», asegura el delegado.

Los últimos plazos que se manejan son 2012 para el tramo entre la capital y las ciudades Patrimonio, 2013 para que todos los tramos de la autovía se encuentren en ejecución y el «horizonte» de 2015 para que se puedan recorrer los 190 kilómetros de la Autovía del Olivar.

En estos momentos están funcionando, dentro de la provincia, el tramo de 4 kilómetros entre Úbeda y Baeza, aunque no llega exactamente a este último municipio, falta la duplicación del acceso a Baeza (4 kilómetros) y la variante de Baeza y su conexión a la N-322), que están en ejecución y que finalizarán en el segundo semestre de 2010.

Después vendrá el enlace oeste de Baeza con el enlace norte de Puente del Obispo (4,7 kilómetros); enlace norte y sur de Puente del Obispo (6 kilómetros); el enlace sur y la intersección con Torrequebradilla (6,7 kilómetros); la intersección con el enlace este de la variante de Mancha Real (5,5 kilómetros) y la variante norte de Mancha Real (8,7 kilómetros), todos ellos tramos actualmente en ejecución, éste último con fecha de finalización para verano de 2010. Los tramos entre Mancha Real, la capital y la variante de Martos se encuentran ya en servicio y la parte más retrasada, en fase de redacción de proyecto, son los 21,5 kilómetros entre Martos y el limite de la provincia (Alcaudete).

Yacimientos

Aunque el delegado asegura que en ningún momento han retrasado las obras, sí reconoce que durante los trabajos se han encontrado yacimientos arqueológicos de gran importancia como asentamientos calcolíticos, íberos, romanos y árabes. «En todo el eje se han invertido 3 millones de euros en catas arqueológicas», que se han realizado en colaboración con la UJA.

El hallazgo más importante ha sido el realizado a la salida de Mancha Real, en la Venta del Rapa, donde se encontró un asentamiento temprano íbero con 4.500 años de antigüedad. «Está justo al pie de la autovía, seguramente por donde también pasaba entonces una vía de comunicación».

Fotos

Vídeos