Una Rosa para La Morenita

La Virgen de la Cabeza fue despedida ayer de la Catedral con una multitudinaria eucaristía en la que se le impuso la Rosa de Oro , una condecoración pontificia

MÓNICA LOPERAJAÉN
El obispo se dispone a colocar a la Virgen de la Cabeza la Rosa de Oro, una distinción muy especial. /FRANCIS J. CANO/
El obispo se dispone a colocar a la Virgen de la Cabeza la Rosa de Oro, una distinción muy especial. /FRANCIS J. CANO

Decir que ayer no cabía un alfiler ni dentro de la Catedral ni en los alrededores de la misma no es descubrir nada nuevo. Era algo que ya se sabía, prácticamente desde el mismo momento en que se anunció que, con motivo del Año Jubilar de la Santísima Virgen de la Cabeza, 'La Morenita' haría historia visitando el templo catedralicio de la capital jienense.

Desde el pasado sábado 14, día que fue recibida por una multitud de personas, hasta ayer domingo, el ir y venir de fieles a contemplar a la patrona de la Diócesis de Jaén ha sido constante. Ayer, día de su despedida y de la imposición de la Rosa de Oro, las lágrimas asomaron con más emoción, si cabe, a los ojos de miles de devotos, que se alegraban por tan importante condecoración y al mismo tiempo lamentaban que se hubiera pasado tan pronto esta semana repleta de actos en honor a la Reina de Sierra Morena.

Todo comenzó pasadas las diez de la mañana, cuando se inició la solemne eucaristía de despedida de la imagen de la Virgen de la Cabeza, a la que estaban invitadas todas las cofradías de la provincia de Jaén. Así, la comisión organizadora del obispado de Jaén ya había advertido de la imposibilidad de acceder a la catedral para participar en esta misa por estar completo el aforo.

El seguimiento

Seguramente, la de ayer haya sido una de las pocas veces en las que para acceder al templo catedralicio se ha tenido que mostrar una entrada, como si de un acontecimiento de pago se tratase. Según informó el Obispado, se entregaron cinco acreditaciones a cada cofradía de la diócesis. El resto de fieles, que se podían contar por miles y fueron todos madrugadores, pudieron seguir la eucaristía en directo desde la pantalla colocada para tal fin en la Plaza de Santa María.

Y probablemente tampoco habrán sido muchas las ocasiones en las que la santa iglesia Catedral se ha visto rodeada de tanta infraestructura. Varias pantallas facilitaban el seguimiento de la misa a los que, estando dentro, no veían directamente el altar mayor.

Dentro, todo estaba perfectamente organizado, con muchas personas trabajando para que cada devoto ocupara el asiento que le había sido asignado, de manera que, aunque sí hubo cierto retraso en el comienzo, no fue tan complicado como a priori parecía el ubicar a tantas personas.

Sin duda, el momento más emotivo de la misa llegó cuando la Virgen de la Cabeza recibió la Rosa de Oro, una condecoración pontificia concedida por el Papa Benedicto XVI y que nunca antes había recibido una imagen mariana en España. Se trata, según apuntó el obispo de Jaén, Ramón del hoyo, de un «singular privilegio con el que Benedicto XVI reconoce su patronazgo sobre la Diócesis de Jaén, así como la profunda devoción con la que es venerada y la amplia historia de su romería, la más antigua del país».

La Rosa de Oro fue instaurada por León IX en el año 1049 para distinguir a personalidades católicas destacadas, especialmente reyes, reinas y dignatarios, hasta que después del Concilio Vaticano II pasó a ser un regalo a las más importantes advocaciones marianas.

La distinción

La distinción consiste en un rosal de oro con flores, botones y hojas, colocado en un vaso de plata renacentista y en un estuche de oropel con el escudo papal y que es bendecida por Su Santidad el cuarto domingo de Cuaresma. Esta Rosa de Oro es un sacramental al ser ungida con el Santo Crisma e incienso y a su llegada a Sierra Morena será colocada en el camarín de la Virgen, en el Santuario del Cerro del Cabezo.

Al finalizar estos actos, comenzó la procesión de despedida de 'La Morenita', que estuvo acompañada por las 400 cofradías y hermandades de la Diócesis de Jaén. Desde la Plaza de Santa María se dirigió a la calle Campanas, pasó por Bernabé Soriano, Plaza de La Constitución, Virgen de la Capilla, Avenida de Madrid y Virgen de la Cabeza, donde fue despedida entre aplausos, vivas y muchas lágrimas.

En su regreso la imagen visitó las poblaciones de Fuerte del Rey, Lahiguera, Arjona, Arjonilla, Marmolejo y Llanos del Sotillo. La entrada a la ciudad se realizó por el Puente Viejo, llegando hasta la Iglesia de Santa María La Mayor, donde ha permanecido la pasada noche.

Hoy, en Andújar

Hoy lunes, a las 16,00 horas, comenzará el camino de regreso en carroza de la imagen al Real Santuario. Según ha informado la cofradía, partirá de La Feria hacia Plaza de España, Truco, El Hoyo, Corredera de Capuchinos, Blas Infante, Hermanos Del Val y Carretera Andújar-Puertollano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos