Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Jaen

JAÉN

Los turistas que estos días se animan a recorrer el casco antiguo de la capital se encuentran con locales cerrados y sin tiendas donde comprar un recuerdo típico

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Asunción Quesada y Juan Ramírez son y no son turistas. Si les preguntas, de primera te dicen que no, pero si lo piensan un poco, son turistas y además de los atrevidos. Recorren las calles de Jaén, acompañados de toda la familia, a casi 40 grados. Como ellos, aunque parezca mentira, muchos turistas, nacionales y extranjeros, visitan estos días de verano la capital, desafiando a las altas temperaturas pero disfrutando de las joyas arquitectónicas de la ciudad, como la catedral o el castillo de Santa Catalina.
A cambio, lo que se encuentran son la inmensa mayoría de los bares y restaurantes del casco antiguo cerrados por vacaciones y una única tienda donde pueden comprar souvenirs típicos. Así es el mes de agosto en Jaén.
Juan y Asunción son matrimonio. Ambos nacieron en Beas de Segura pero emigraron siendo muy jóvenes, en el caso de Juan cuando prácticamente estaba recién nacido. Ha vivido toda su vida en Castellón y, aunque a Beas de Segura viaja de vez en cuando, sobre todo coincidiendo con las fiestas de San Marcos, ni él ni su mujer, conocían el resto de la provincia de Jaén. Este año, por vacaciones, se han propuesto conocer los principales puntos turísticos y se han llevado a toda la familia con ellos.
Nada más preguntarles por el calor, tanto el matrimonio como el resto de la familia resoplan. «Ayer estuvimos en Linares y aquello parecía una olla a presión, era todavía peor que aquí, hoy por lo menos se puede estar», explica Asunción. «Mira que tener playa en nuestra tierra y venirnos aquí a pasar calor...», bromea uno de sus familiares.
La familia al completo había visitado ya la catedral y tenía pensado pasar la tarde en el castillo. «Jaén es muy bonito», aseguraban.
Ida Portalés y Alberto Moya son otros de los turistas que estos días merodean por el casco antiguo. En su caso, la visita fue corta. «Somos de Barcelona. Hemos pasado unos días en la playa de Granada y hemos querido parar, a la vuelta, para conocer Jaén, que no la conocíamos», explica la pareja. Para ellos el calor no es ningún problema. «Nos pesa más el calor de la costa, que es más húmedo, que este», aseguran.
Tanto una familia como la otra tenían problemas, a la hora del medio día, para encontrar un lugar para comer. En Jaén sobran bares, restaurantes y tascas en las que se puede comer con calidad y a buen precio, pero no en agosto. La inmensa mayoría de los negocios del casco antiguo están cerrados en estas fechas.
Haciendo un recorrido por la zona comprobamos que tabernas como el Alcocer, el 82, La Quimera, La Barra, Los Amigos, La Manchega, El Montana, la Peña Flamenca o el bar La Catedral, negocios con solera y fama en la capital, tienen colgado en su puerta el cartel de 'Cerrado por vacaciones'.
Un buen recuerdo
Pero comer en el centro no es la única complicación con la que se encuentran los turistas. También comprar un recuerdo de Jaén es complicado. Desde hace muchos años, en la calle Martínez Molina, se podía encontrar una tienda de souvenir en la que hacían parada buena parte de los turistas que pasaban por la ciudad. En agosto está cerrada. Ante esto, a día de hoy, la única opción es una tienda de franquicia, similar a los 'todo desde un euro', que tiene una sección dedicada a los souvenir.
Allí los turistas pueden comprar tazas con la famosa frase 'Recuerdo de Jaén' o alguna un poco más ingeniosa, otras con las imágenes típicas de El Abuelo, la Catedral o el Castillo.
También están los habituales lápices o los manteles con forma de vestido de gitana, que hacen las delicias de los extranjeros, aunque también de algún que otro español. «Viene mucha gente a comprar souvenirs, sobre todo ahora, en verano», asegura la dependienta del comercio.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Jaén
más videos [+]
Jaén
Vocento
SarenetRSS