La Federación no valida la inscripción del CD Linares y le obliga a desaparecer

La junta gestora califica de «vejatorio y discriminador» que los dos escritos enviados fueran rechazados, en favor del Jerez

ÁNGEL MENDOZA| LINARES
Aficionados en una de las concentraciones protesta para que el club no desapareciese. / IDEAL/
Aficionados en una de las concentraciones protesta para que el club no desapareciese. / IDEAL

Ahora sí, saquen los pañuelos y hagan acto de conciencia para velar por el difunto Club Deportivo Linares, al que ayer la Real Federación Española de Fútbol se encargó de desconectar a cualquier mínima posibilidad de vida. Una medida sujeta a todo tipo de suspicacias y presuntos intereses económicos de trasfondo, pero que en estas fechas tan tardías no da otro margen de maniobra a la gestora que no sea abandonar la lucha y fundar un nuevo club.

Aunque en el resto de grupos de Tercera el plazo de inscripción acaba más tarde, a la gestora formada en la noche del día 4 le comunicó la RFEF que sólo tenía un día para formalizar su inscripción. Por dos veces se hizo, la primera antes del medio día y fue contestada a la una y media de la tarde. Casi sin margen horario y en día festivo para Linares, se volvió a enviar con la firma que pedía el organismo de competición y nuevamente se rechazó ayer.

Comunicado

La junta gestora se reunía por la tarde y emitía un comunicado en el que manifestaban sus integrantes que «el mismo día 5 la RFEF emite comunicado rechazando la inscripción cursada por supuesta falta de firma de persona autorizada, razón por la cual rápidamente el abogado de la entidad y persona apoderada para ello ante Notario, Sergio Sánchez, remite escrito el mismo día ratificando la inscripción cursada. Como resultado de ello, y no ajustándose a Derecho, la RFEF vuelve a desestimar la inscripción de la entidad, haciendo a su vez pública la plaza asignada en Segunda B al Jerez Industrial».

La gestora que representa a la afición de la ciudad «nuestra su total repulsa y desacuerdo por la postura adoptada, por lo que entendemos ha sido un trato vejatorio y discriminador para el Club Deportivo Linares, que viene a perjudicar no sólo los intereses deportivos de la entidad, sino el trabajo de esta ciudad por mantener vivo el club, así como el derecho de cobro de unos acreedores que con toda probabilidad se ven abocados perder toda posibilidad de negociación y cobro de al menos parte de sus créditos».

Previsiones económicas

Aunque podría reclamarse la validez de la inscripción en los juzgados, es justamente la falta de tiempo para actuar, a dos semanas de tener que liquidar la deuda, inscribir la nueva plantilla y buscar a ciegas el dinero necesario para arrancar, lo que ha obligado a la plataforma a tomar la triste decisión de apostar desde hoy por un club nuevo que empiece desde Primera Regional.

«Dejando de lado las deudas con trabajadores y futbolistas, con los que según conversaciones hubiera sido posible una quita considerable, encontramos el principal problema con las cantidades adeudadas a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social, cerca de un millón de euros, que son efectivamente aplazables, que no quitables, cinco años. Resultando un pago anual de más de 200.000 euros, que viene a consumir casi íntegramente el presupuesto de un club en Tercera División», reza el escrito.

Un nuevo Linares

No queda más remedio que apostar por un nuevo club si Linares quiere disfrutar de fútbol semiprofesional la próxima temporada, algo en lo que se ha trabajado paralelamente desde la gestora.

«Iniciar una nueva entidad que venga a agrupar a esta ingente masa de aficionados, una entidad que salga adelante sin dueños mas allá de sus socios, una entidad que apueste por jugadores jóvenes de esta ciudad y que necesariamente se encamine hacia una SAD, evitando así los errores que han llevado a la presente situación, para lo cual por la presente hacemos un llamamiento a cada unos de los aficionados linarenses», concluye el escrito redactado en la noche de ayer, 5 de agosto de 2009, último día en el que se pudo luchar por rescatar de la muerte al CD Linares. Cuando el juez regrese en septiembre hará oficial la extinción del club fundado en 1990.

Fotos

Vídeos