El aceite de enlace «será el justo» por la buena marcha de la comercialización

En el mes de junio se han vendido 116.000 toneladas, con lo que las existencias finales a nivel nacional son de 446.000 toneladas

CARMEN CABRERA| JAÉN
El sector advierte que no habrá demasiado aceite de enlace. /IDEAL/
El sector advierte que no habrá demasiado aceite de enlace. /IDEAL

Los tres meses que restan para que finalice la campaña de comercialización 2008/09 de aceite de oliva se prevén de lo más movidos a causa de la cantidad de caldo que habrá disponible para su venta. Según los datos provisionales del mes de junio que aporta la Agencia del Aceite de Oliva (AAO) las existencias actuales a nivel nacional son de 446.000 toneladas frente a las 555.000 que se registraban en mayo. Las ventas han sido, por lo tanto, de casi 109.000 toneladas, cantidad que se une a las ventas del aceite del Patrimonio Comunal Olivarero y los envasadores. La suma total es de 116.000 toneladas cuando en el mismo período durante los cuatro años precedentes la media es de algo más de 90.000 toneladas durante junio.

«Se trata de las salidas de caldo más importantes de los últimos cuatro años», apunta el presidente del sector del aceite de Faeca, Cristóbal Gallego. «Si las ventas continúan igual -añade- nos encontraríamos con un enlace de apenas 200.000 toneladas a final de campaña». Hay que tener en cuenta que a fecha de 31 de octubre de 2008, las existencias fueron de 324.000 toneladas, por lo que «el aceite que quedaría este año estaría muy justo». Y a ello habría que restarle además los kilos que no podrán venderse hasta enero porque se incluyan finalmente en el almacenamiento privado.

Por lo que respecta a las previsiones de la próxima cosecha, las primeras estimaciones ya advierten que no serán de las mayores. Si la media en Jaén se sitúa en las 440.00 toneladas, COAG-Jaén estima que la siguiente campaña puede dejar unas 480.000 ó 490.000 toneladas, mientras que en el conjunto de la comunidad autónoma andaluza se podrían llegar a unas 900.000 toneladas y a nivel estatal 1.150.000 toneladas. Así, considera que «se puede adelantar que no se cumplirán las previsiones optimistas que auguraban una gran cosecha, sino que, antes al contrario, la próxima será una campaña que rondará la media de los siete últimos años».