Espín, hasta 2011

El murciano, seguido por equipos de Segunda A, renueva 'a lo grande' con el Real Jaén y 'se cree' lo de ser primeros

MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS| JAÉN
El jugador fue sacado a hombros tras eliminar a la Ponferradina en el play off. /IDEAL/
El jugador fue sacado a hombros tras eliminar a la Ponferradina en el play off. /IDEAL

Espín se queda. El murciano, jugador clave para el míster Carlos Terrazas esta temporada, militará otras dos en el Real Jaén. Este es el acuerdo al que han llegado jugador y club: el defensa no sólo renueva, sino que lo hace por dos años.

En la intención de la dirección deportiva de mantener el bloque y la columna vertebral del equipo, Espín es una pieza clave. Ha sido una de las sorpresas agradables del equipo, marcándose una campaña enorme tras una temporada casi en el ostracismo motivada por lesión. Pero se ha recuperado y de qué modo. Se ha convertido en uno de los ídolos de la afición (para el recuerdo queda su salida a hombros tras eliminar a la Ponferradina), pese a ser defensa, una demarcación poco dada a hacer héroes.

Interés de Segunda

Para Terrazas también ha sido prácticamente imprescindible. Tras Navarro, único zurdo de la defensa y dueño por ende del lateral, ha sido el defensa más usado (2.745 minutos en liga con un gol; 990 en Copa Federación con tres goles, segundo máximo goleador tras Arriaga y un pase de gol; y fijo en todos los del play off). Ha jugado de lateral derecho o de central, desplazando a Galera al banquillo en el primer caso, o a Fabios o Castellanos en el segundo, la pareja que venía de ser la menos goleada del grupo.

Su fútbol bravío, rápido al corte y rebosante de testosterona ha encandilado a la afición de La Victoria. También a varios equipos de Segunda A, lo que estuvo a punto de frustrar la renovación. El jugador lo tenía claro: «si sigo en Segunda B me quedo en el Real Jaén sin pensar», aseguraba. Pero había «algo interesante con un club de Segunda A y voy a esperar a ver qué sucede». Al final se rompió. Y Espín no lo dudó. Tanto que ha firmado por dos años.

Acicate para el resto

Su renovación, la segunda tras la de Calderón, puede ser un acicate para el resto. El proyecto se mantiene y buena parte de los pilares que lo sostienen sobre el campo sigue. El sí de Espín puede ser el preludio de otros. Espín no es un jugador más ni para la afición (ayer en el foro oficial del Real Jaén llovían los comentarios dándole las gracias por renovar) ni para el club. El presidente Carlos Sánchez lo catalogó como «el mejor fichaje que hemos hecho sin duda, al buen entendedor pocas palabras bastan. Estaba en el dique seco, lo recuperamos en un año difícil y creo que ha sido sin duda el fichaje revelación de esta temporada, porque ya lo teníamos en casa».

Criado en la cantera del Villarreal, donde llegó a enfrentarse a Messi, el murciano de 24 años (los cumplió en junio) aterrizó en Jaén hace dos temporadas. Las lesiones le quitaron del once y le costó un mundo entrar. Este año le han respetado y fue el todo el mundo en Jaén quien se rindió a él. Ahora demuestra su confianza en el proyecto. El muro sigue en pie.

Renovados Calderón y Espín el turno ahora es para Solabarrieta, Geni, Navarro y Esparza. La dirección deportiva apunta hacia ellos. Los cuatro interesan y han sido titulares indiscutibles esta campaña. Tras la salida de dos de los fijos en el once inicial (Dani Hernández y Arriaga) se considera clave contar con al menos tres de ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos