Afortunado estreno de una 'nueva' Carmina Burana

El Coro de la Real Sociedad Económica de Jaén deleita con la interpretación de la obra de Carl Orff

MARÍA JOSÉ ÁLVAREZ| JAÉN
Una puesta en escena de lujo para una nueva producción de la popular obra. /F. J. CANO/
Una puesta en escena de lujo para una nueva producción de la popular obra. /F. J. CANO

El 'O Fortuna', fragmento más conocido de Carmina Burana, despertó una sucesión de emociones que no cesaron durante toda la interpretación. En un Teatro Infanta Leonor abarrotado, el estreno absoluto de una nueva producción de la popular obra del alemán Carl Orff, demostró a los amantes de la polifonía cómo los cantos goliardos, letrillas que interpretaban mendigos y vagabundos en los siglos XII y XIII, pueden ser la base de una de las más exquisitas composiciones musicales de la Alemania de los años 30 que todavía hoy puede volver a estrenarse como una pieza única e inolvidable.

De ello se encargó la ambiciosa asociación musical realizada por el Grupo Polifónico de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Jaén, la Coral Alminares de Nerja y la de Santa María de la Victoria de Málaga. A la batuta, Ángel Luis Pérez Garrido, director titular de la Joven Orquesta Provincial de Málaga. Todos han trabajado con ahínco en los últimos meses para que, lo que nació como una idea que algunos llegaron a considerar desorbitada, fuese ayer el germen de una obra que ya da que hablar en Jaén y hará lo propio allí donde se interprete.

Ritmo

La noche fue un despliegue de sensaciones, timbres y sonoridades que con toda probabilidad hubiese sobrepasado la imaginación y el deleite del propio creador de la obra. Como solistas, la prestigiosa soprano Marta Illescas, el contratenor Iván Villa y el barítono Antonio Torres. Más de 280 personas interpretando con maestría el conjunto de las 25 canciones escogidas por Orff del manuscrito encontrado en el pueblo alemán de Benediktbeuern en el siglo XIX.

Una auténtica pieza que, basada en versos sencillos (en latín, alemán y provenzal o francés antiguo), canciones de melodía repetitiva logra su gran esplendor y acaba con la monotonía gracias a un espléndido juego de ritmos y percusión.

Fotos

Vídeos