Las temperaturas veraniegas favorecen la floración del olivo

J. P.| JAÉN

El verano le ha ganado un mes al calendario. Los termómetros marcaron ayer máximas de 30 grados a la sombra y los pronósticos para los próximos días indican que las temperaturas seguirán en ascenso. Pero esta situación de estabilidad atmosférica no se traduce tan sólo en más calor, sino que también favorece la polinización. Los expertos consideran que esta semana puede ser la más peligrosa de todo el año para los jienenses que sufren este trastorno.

Tal y como puede observarse en la página 4 de este periódico, las concentraciones de polen de olivo superan en mucho los umbrales a partir de los cuales se empieza a desarrollar los cuadros sintomáticos. Ayer se contabilizaron 9.477 granos por metro cúbico de aire, muy por encima de los 400 que ya desencadenan la reacción.

Tratamiento

Respecto a la forma de tratar este mal, se debe distinguir entre dos grupos de posibles afectados. Por una parte, los debutantes, los que nunca han sufrido esta enfermedad, que deben acudir a su médico de cabecera para corroborar el reconocimiento de los síntomas y para disponer de un tratamiento que haga más llevadera la situación. Y por otro, los que ya vienen sufriendo el mal y se están vacunando o tomando algún fármaco. A todos se les aconseja que adopten una serie de medidas como no exponerse directamente al alérgeno, no salir al campo o evitar actividades intensas al aire libre en las horas centrales del día.