Estupor en el sector oleícola tras un nuevo desplome en los precios del aceite de oliva

Tanto el virgen extra como el virgen ya están por debajo de los precios de almacenamiento, mientras que el lampante está a punto de hacerlo

JORGE PASTOR| JAÉN
Tractorada de olivareros llevada a cabo por UPA-Jaén. /IDEAL/
Tractorada de olivareros llevada a cabo por UPA-Jaén. /IDEAL

Sin fin. Los precios del aceite continúan en caída libre y ayer volvieron a registrar otra bajada del 0,97 por ciento, para dejar el valor medio del kilogramo en 1,62 euros. Ni los más pesimistas auguraban un batacazo de este calibre. Este descenso sitúa ya las cotizaciones al límite de la intervención por parte de Bruselas. De hecho, tanto el virgen extra como el virgen ya están por debajo de los 1,779 y 1,171 euros que marca la OCM para activar el sistema de almacenamiento privado, el único instrumento que puede permitir una recuperación de tarifas a corto y medio plazo. Tan sólo los lampantes se mantienen por encima del tope establecido por la Unión Europea (1,524 euros), aunque es bastante probable que en los próximos días también se sitúe por debajo de los mínimos. Cuando todos los astros estén alineados, habrá que esperar que la coyuntura se mantenga durante dos semanas.

Y es que la comisaria Mariann Fischer Boel ha denegado en varias ocasiones la petición formulada por el Gobierno de España. La UE entiende que todavía no se «produce una alteración grave de los mercados», a pesar de que los parámetros de oferta y demanda no presentan desequilibrios. Según los datos de la Agencia para el Aceite de Oliva, y a expensas de computar abril, en el período comprendido entre noviembre y marzo España generó 1.018.400 toneladas, un 2,21 por ciento menos que la media del cuatrienio anterior (1.041.050 toneladas). En ese mismo lapso temporal las almazaras y las cooperativas habían dado salida a 468.000 toneladas entre exportaciones y consumo interno, tan sólo un 0,36 por ciento menos que el promedio de los cuatro años anteriores (469.700).

Esta 'normalidad' también se desprende de las cifras de ventas realizadas por los principales envasadores pese a la crisis. La patronal Anierac asegura que en lo que va de campaña han dado salida a 157,76 millones de litros, frente a los 150,73 del mismo período del pasado ejercicio, lo que supone un aumento del 4,67 por ciento en términos relativo.