El playoff ya es una realidad

Dos goles a balón parado dan la clasificación matemática para la fase de ascenso a la liga Adelante al Real Jaén nueve años después, que sigue a seis puntos del Cádiz que no falló

VILLA GÓMEZ (GECA SPORT) Y M. Á. C. | FOTOS: JUANJO ÚBEDA. / SEVILLA
REGRESO. Moyano, que de nuevo fue titular tras la baja de Geni, conduce el esférico ante la presión de su marcador./
REGRESO. Moyano, que de nuevo fue titular tras la baja de Geni, conduce el esférico ante la presión de su marcador.

QUE se acabe una semana blanca siempre da pena, pero ésta que termina más si cabe. Al Real Jaén le ha salido todo: ha ganado la Copa y rubricado su clasificación para el playoff de ascenso a Segunda A matemáticamente, nueve temporadas después. Sólo ha faltado la derrota del Cádiz, que sigue a seis puntos, teniendo que visitar La Victoria la semana próxima. Un triunfo blanco le dejaría a tres puntos, con el 'gol average' ganado. Además el Real Jaén ya saca cinco al tercero. Pase lo que pase ahora, difícilmente habrá un equipo con más moral que los blancos. Ayer la víctima de este tsunami de fe, pragmatismo y buen hacer fue el filial del Betis B. Dobló la rodilla cuando el Real Jaén fue mucho mejor y también cuando no lo era, con un gol en propia puerta. Potra, lo llamaron los sevillanos. La suerte del campeón, los jienenses.

Dos goles a balón parado sirvieron la clasificación para la fase de ascenso a la Liga Adelante. Esparza adelantó a los blancos en casa de un Betis B dormido, ya que los de Terrazas, pese a las importantes bajas de Navarro y Geni (Terrazas optó por dejar solo en punta a Arriaga), dispararon una vez al poste y vieron cómo Acosta Lorenzo les anulaba dos goles por fuera de juego. En la reanudación, el filial mejoró radicalmente, encerrando a los visitantes y teniendo la remontada en sus manos, si bien una acción desafortunada de su portero Adrián decidió la contienda.

Goles anulados

El inicio del choque auguraba bastantes alternativas, ya que ninguno de los dos contendientes estaba dispuesto a renunciar al control del esférico, aunque lo cierto es que los de la capital del Santo Reino fueron imponiendo paulatinamente su oficio y calidad, con un gol anulado a Arriaga por claro fuera de juego previo. A los diecinueve minutos, un despiste defensivo permitió a Esparza peinar a la red una falta colgada por Calderón para adelantar a los blancos.

Solabarrieta, en el 28, estrelló su lanzamiento en el poste. El filial, que no se jugaba nada, estaba desaparecido. De hecho, el Real Jaén tuvo ocasiones suficientes para marcharse más tranquilo al descanso, como una de Esparza que falló cuando parecía tenerlo más fácil para apuntillar a los anfitriones (36'). Más cerca lo tuvo Arriaga a siete del intermedio, pero el colegiado volvió a invalidar la acción. Ros asustó desde la frontal en el 40 y Arriaga la tuvo de nuevo al final.En la reanudación llegó otro partido. Moyano y Fabios estuvieron providenciales evitando el gol, pero tanto fue el cántaro a la fuente, sin embargo, que Rubén Rivera hizo el 1-1 en el 56 al cruzar perfectamente su lanzamiento ante la salida de Dani Hernández.

La recuperación de los verdiblancos con un gran Parras en el medio era evidente. El partido fue de ida y vuelta, con más ocasiones verdiblancas que pisaban el acelerador, hasta que un tiro lejano de Ros en el 72 acaba en córner por mediación de Adrián, quien, obstaculizado por un contrario en la jugada siguiente, permite que se le escurra el balón de las manos y que el Real Jaén se ponga por delante cuando más negro veía el horizonte.

Trató de despertar el filial, que metió de nuevo en su área a los hombres de Carlos Terrazas. Así, a diez del epílogo, Carreño recorta al portero y, algo escorado, dispara ajustado para que entre Galera y el poste eviten males mayores. No hubo tiempo para mucho más, ya que, aunque el filial lo intentó a la desesperada, el Real Jaén supo dormir los últimos minutos y ya es de playoff.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos