El día de mi «pequeña boda»

Cuatro familias jienenses, con hijos que hacen la comunión este año, explican los preparativos y el coste de esta celebración

LORENA CÁDIZ| JAÉN
Laura Cabrera echa un vistazo al vestido y a los complementos que lucirá el día de su primera comunión. /ESTHER MUÑOZ/
Laura Cabrera echa un vistazo al vestido y a los complementos que lucirá el día de su primera comunión. /ESTHER MUÑOZ

Al hablar de las comuniones perfectamente podría repetirse una vez más aquel conocido anuncio de televisión de una tarjeta de crédito. El traje de marinero, 149 euros; la muda, 15 euros; la medalla de oro, 130 euros; la biblia, 35 euros; el rosario, 27 euros; los recordatorios 72 euros, y el banquete para 50 invitados 1.750 euros. La ilusión de un niño no tiene precio.

Todas estas cifras están recogidas en un informe que ha elaborado la Unión de Consumidores y que se ha hecho público estos días, justo cuando comienza la temporada de celebración de comuniones. En el mismo, la organización da una serie de orientaciones a las familias para que conozcan el coste que supone esta fiesta religiosa y, sobre todo, para que no se les vaya de las manos. Y es que las comuniones ya no son como eran hace unos años, sino que han pasado a convertirse en «pequeñas bodas».

La UCE habla de un gasto medio de 3.600 euros por comunión, pero lo cierto es que en cada familia es diferente. Por eso, cuatro familias diferentes de Jaén, cuyos hijos hacen la comunión este año, dan su testimonio sobre lo que supone la organización de una comunión, el gasto que conlleva, y claro, la ilusión que genera en los niños y en los padres.

CARMEN CARPIO

Hace la comunión el 17 de mayo

«Nuestra comunión es a la antigua usanza»

Carmen Carpio tiene 9 años y hace la comunión el próximo 17 de mayo. Su parroquia es la de San Miguel, pero tal y como explica su madre, Carmen Cobo, al ser una iglesia pequeña, este tipo de ceremonias se hacen en la capilla de Carmelitas. Serán 40 invitados, por eso Carmen madre dice que es una comunión «a la antigua usanza». Ya no se lleva lo de invitar nada más que a los justos. «Seremos la familia más íntima y los amigos de ella, porque la celebración es de ella, no mía y lo normal es que vengan todos sus amigos.

Carmen no se anda con rodeos y lo reconoce abiertamente: «la comunión es una ruina». Carmen hija ha sido la encargada de elegir su propio vestido, y a ésta hay que añadir la muda, la diadema, los zapatos y las joyas. En total, Carmen hija llevará ese día unos 1.000 euros encima.

La celebración será en el restaurante Río Chico. «Los menús que te ofrecen son como los de una boda, van desde los 50 a los 70 euros el cubierto». Las fotos, que además se hacen con mucha antelación, según explica Carmen, salen a 450 euros si se trata de fotografías digitales y a 330 si es en el sistema de toda la vida. En total, para la comunión de Carmen, su familia se ha gastado 3.000 euros. Aunque eso sí, los abuelos y otros miembros de la familia han colaborado en el gasto.

«Este gasto se lleva fatal, sobre todo en un año como este de crisis y cuando mi puesto de trabajo es en el sector inmobiliario», dice Carmen madre, que reconoce que su hija está viviendo todo esto con mucha ilusión. «Carmen lleva cuatro años en catequesis y entiende lo que significa hacer la comunión porque se lo han explicado. Tiene ilusión por la celebración religiosa, pero lo que más le llama la atención es la fiesta».

LEIRE PARRAS

Hace la comunión el 2 de mayo

«La clave está en la planificación»

Leire Parras recibirá su primera comunión el 2 de mayo y a la ceremonia asistirán 48 mayores y 18 niños. Su madre, Raquel Ceballos, explica que la cifra de invitados han tenido que controlarla porque «Leire quería invitar a todos sus amigos de la clase». A diferencia de la mayoría de niños, Leire hará ese día la comunión ella sola. Así lo decidió la propia niña y sus padres la apoyaron. «Todos sus compañeros de la catequesis hacían la comunión el mismo día y ella quería hacerlo otro día diferente por eso buscamos una capilla para ella».

Finalmente la familia se decidió por la capilla de San Andrés, donde también su padre hizo la comunión en su día. Esto, claro, va sumando cifras porque hay que dar un donativo en la capilla y la familia tendrá que encargarse de la decoración floral. Respecto al párroco, será el tío de Leire, mayor de las Carmelitas Descalzas en Roma, quien venga aposta a darle la comunión a su sobrina.

Raquel comenzó con todos los preparativos de la ceremonia en el mes de noviembre del año pasado. El restaurante lleva ya meses reservado e incluso los invitados han decidido ya el menú que quieren comer. «Hemos puesto un menú a la carta y cada invitado ha elegido ya entre los platos que les hemos ofrecido», explica Raquel.

En febrero de este año, «cuando pusieron los primeros escaparates», compraron el vestido, y tanto los recordatorios ( un separador de libro con una foto de la niña), como los obsequios, que serán un broche para las mujeres y un pisa corbata y gemelos para los hombres, están también encargados.

En total, esta familia ha gastado unos 6.000 euros en la celebración. Una cifra muy elevada para los tiempos que corren, por eso Raquel dice que la clave ha estado en la planificación. «Empezamos pronto a organizarlo todo y hemos ido gastando poco a poco».

LAURA CABRERA

La comunión será el 10 de mayo

«Sólo vendrán los más cercanos»

Manoli Murcia es la madre de Laura, que hace la comunión el próximo 10 de mayo en la iglesia de San Juan. La celebración será en los Salones Mistral y en total serán 30 invitados. «Sólo vendrá la familia, los más cercanos», explica Manoli.

Lo primero que tuvieron que preparar fue la reserva de los salones de boda. «La hicimos en octubre del año pasado y para esa fecha ya había muchos salones que estaban al completo». En febrero hicieron las fotos y «ya entonces tuve que ir el día que ellos me dijeron porque era el único que quedaba libre, cada vez las madres nos precipitamos más y como te descuides te acaba cogiendo el toro».

También el vestido lo encargaron con mucho tiempo. Lo último ha sido el recordatorio, que será un tríptico con tres fotos de la niña, y los regalos, que la madre está aún preparando. «Daremos una botella de Rioja pequeña con la foto de la niña, un separa libros hecho a mano con flores secas, unas monedas bañadas en plata, chucherías y una botella de colonia pequeña para los niños.

Al final la comunión va a salir por aproximadamente 4.000 euros. En este caso, Manoli está resignada. «Trabajamos los dos y no hay más remedio que gastarlo, aunque la familia también ha colaborado y ha pagado el vestido de la niña y las joyas. Además, Laura está muy contenta», dice Manoli.

PABLO RUIZ

Su comunión será el 31 de mayo

«Llevamos más de un centenar de invitados»

Pablo Ruiz es el último de los nietos de una amplia familia, de ahí que a su comunión, que se celebrará el próximo 31 de mayo, vaya a asistir una buena representación de esa familia tan grande, a los que habrá que sumar los amigos de sus padres y los del propio Pablo. En total, según las cuentas de su madre, Ana Cueto, serán 115 personas.

La ceremonia será en la iglesia de Santa Cruz y la celebración en el restaurante Los Caballos. A los gastos de cualquier comunión, a esta familia se le ha sumado también el extra del autobús. El restaurante no está dentro de la ciudad, sino a las afueras, y no quieren que los invitados tengan que coger el coche. «Para las bodas, el restaurante pone el autobús, pero para las comuniones no, es un gasto extra», explica Ana.

Aún así la familia se ha decantado por este restaurante porque además de un buen menú pone todos los juegos para los niños, como un castillo hinchable y una monitora para que vigile a los niños. Por otra parte, Ana se ha quitado el gasto de los recordatorios, porque directamente no lo ve algo útil y no los va a hacer y el de las fotos de estudio. Al igual que hizo con su hijo mayor, ella prefiere hacerle luego al niño un álbum digital con las fotos que le hagan ese día en la fiesta para que él lo guarde.

Respecto a los menús, Ana explica que el restaurante ofrece varias opciones entre las que elegir. «Los más baratos son de 40 euros y los más caros a 60 euros, y sin copas. Un menú para una comunión debe ser normalito, estar en un término medio porque una comunión es una comunión y no una boda». En total, 4.500 euros es el coste de la comunión.

El caso es que tanto Pablo como toda su familia están ilusionados en este día, que seguro será para ellos incluso más especial que para otras familias, porque todos lo han pasado mal por razones personales durante los últimos meses y ahora empiezan a salir del bache.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos