El PP acusa al alcalde de Baeza de encubrir un robo

El regidor dice que él fue quien denunció la desaparición de una puerta de las Casas Consistoriales Altas

AGENCIAS| JAÉN

El vicepresidente provincial y presidente local del PP de Baeza , Javier Calvente, exigió ayer al alcalde, Leocadio Marín, que «sea honesto y dimita ya» tras el robo de unas puertas de las Casas Consistoriales Altas --declaradas bien de interés cultural en esta ciudad designada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad-, unos hechos por los que supuestamente Marín ha sido imputado en calidad de encubridor.

A través de un comunicado, Calvente consideró que estos hechos «por los que ha resultado imputado el alcalde de la ciudad son gravísimos» y, en su opinión, «no sólo deterioran su imagen personal sino la que representa como institución, como primer edil de la Corporación, ya que se le acusa de haber encubierto, presuntamente, un robo de material propiedad del Consistorio».

Por todo ello, el popular exigió a Marín «que sea honesto y dimita ya, puesto que en el caso del voto por correo de Baeza, en el que se sentó en el banquillo a 24 personas de las que 22 fueron absueltas y ante cuya sentencia el PP ha presentado un recurso de casación en el Supremo, defendiendo la inocencia de los dos condenados, al alcalde se le llenó la boca pidiendo la dimisión del presidente provincial y la mía propia, sin estar imputados».

Imputado

Además, le reclamó «que sea consecuente con lo que pidió entonces y ya que él está imputado y por hechos de tal magnitud se vaya y no obstaculice un proceso de regeneración democrática en el Ayuntamiento».

Por su parte, el alcalde de Baeza proclamó que él es el «denunciante» del robo de esas puertas de las Casas Consistoriales Altas y que, por tanto, no es «el encubridor». Marín relató en un comunicado que todo se remonta al año pasado cuando un ciudadano de Baeza denunció haber visto en una casa particular una puerta que «pudiera ser de las Casas Consistoriales Altas». Ante esto, afirmó que ordenó el inicio de una investigación a la Policía Local y a los servicios técnicos municipales, tras la cual «se confirma que falta una puerta de dicho monumento».

A la vista de los resultados de dicha investigación, el alcalde sostuvo que denunció ante el juez del juzgado único de Baeza que faltaba una puerta de dicho edificio, de ahí que argumentara que él no es encubridor de estos hechos. Además, subrayó que él, como alcalde, no tiene las facultades técnicas para determinar que la puerta que falta del monumento es la que tiene el ciudadano en cuestión, por lo que, a su juicio, «es el juez quien debe ordenar la investigación que lo determine».

«Tras la denuncia se produce la devolución de una puerta de manera anónima, lo que el alcalde comunica al juez», señaló, para precisar que, actualmente, la puerta devuelta está a disposición judicial.

Fotos

Vídeos