Trasladan al Cristo de las Misericordias a la Merced, a la espera de su procesión

Miembros de la hermandad portaron la imagen desde el convento de las Clarisas, donde descansa todo el año

C. C.| JAÉN
Cristo de las Misericordias. / FRANCIS J. CANO/
Cristo de las Misericordias. / FRANCIS J. CANO

La cofradía de los Estudiantes llevó a cabo ayer uno de los actos más bellos de los que celebra durante la época de Cuaresma. Se trata del traslado del Cristo de las Misericordias en vía crucis por las calles de la ciudad de Jaén. Concretamente, los fieles acompañaron la imagen desde el convento de Santa Clara de las Clarisas, tras la solemne eucaristía, hasta la parroquia de Nuestra Señora de la Merced, que es la sede canónica de la cofradía y en donde quedará expuesto hasta que proceda a su estación de penitencia. La primera estación se rezó aún dentro del convento, mientras que las restantes se fueron realizando en posteriores paradas.

Después, una vez que haya finalizado la procesión de Semana Santa, volverá al monasterio nuevamente, el Martes Santo por la tarde, cuando se rezará el rosario y se procederá a hacer el mismo camino que ayer, pero a la inversa. Allí permanecerá el resto del año, ya que es en el convento donde recibe culto el Cristo de las Misericordias.

Precisamente, la salida de la parroquia de la Merced es de una gran belleza, no sólo por el entorno en el que se lleva a cabo, con multitud de detalles dignos de observar, sino también porque va acompañada de las notas musicales de la tuna universitaria. Ésta le canta, de espaldas, a Nuestra Señora de las Lágrimas mientras se dispone a abandonar la plaza de la Merced entre los vivas de las miles de personas que se suelen congregar para disfrutar de este momento.

La procesión no siempre ha disfrutado su salida en la parroquia de la Merced, ya que ha tenido diversos cambios con el transcurrir de los años. Fue en los años ochenta cuando consiguió establecerse de forma definitiva en esta iglesia del casco antiguo.