Los caballos saldrán el sábado 25 de abril de Colón a las 11 de la mañana y harán el paseo

El Consistorio informó a primera hora de la tarde de ayer en un comunicado que se va a mantener el paseíllo, para hacerlo compatible con el traslado de la Virgen por el 'Camino Viejo'

J. C. G.| ANDÚJAR
Caballistas en la mañana del sábado. / M. ÁNGEL/
Caballistas en la mañana del sábado. / M. ÁNGEL

El Ayuntamiento, la Real Cofradía Matriz y las distintas peñas del caballo llegaron el pasado miércoles por la noche a un acuerdo para establecer los recorridos de los caballos en la ciudad y fijar la salida hacia el Santuario el sábado día 25 de abril.

Los planteamientos que se habían fijado en un principio habían creado un malestar entre los caballistas de la ciudad, quienes no veían con buenos ojos salir a las ocho de la mañana de la ciudad porque señalaban que era una hora muy temprana. Después el Ayuntamiento planeó la posibilidad de salir a las doce del mediodía, franja horaria considerada ya muy tardía. En el seno de las peñas romeras se lamentaba que podría deslucirse una de las grandes tradiciones de la Romería, como era el clásico paseíllo por la ciudad con toda la caballería y el desfile de las jamugas.

Acuerdo intermedio

El Consistorio informó a primera hora de la tarde de ayer en un comunicado que se va a mantener el paseíllo, para hacerlo compatible con el traslado de la Virgen por el 'Camino Viejo'. Pero antes, el domingo 19 de abril, se aprovechará el acto tradicional de la bendición del caballo romero que se traslada a las puertas de San Miguel. Ese día habrá una jornada de convivencia en Colón y un desfile que se iniciará al mediodía en el Parque Empresarial Europa.

El Viernes de Romería los jinetes y amazonas disfrutarán de una jornada de convevencia en Colón y se cortará el tráfico en la zona de Santa Úrsula para que los participantes puedan disfrutar de una jornada en uno de los enclaves más emblemáticos del Viernes de Romería.

El sábado partirá a las once de la mañana de Colón y los ciudadanos podrán disfrutar del recorrido por la ciudad, eso sí, con una sustancial modificación. Irán por el Camino Viejo.