150 personas se implican en el proyecto de la recuperación de la corona de la Virgen

Este proyecto he levantado su polémica a tenor de la reacción que ha tenido entre la población y los comentarios que ha suscitado en la página web de IDEAL

J. C. G.| ANDÚJAR

La Real e Ilustre Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza indica en un comunicado que el proyecto de restitución de la corona del año 1909 está recibiendo un importante apoyo popular. Para llevar a cabo la iniciativa de su recuperación, se formó una comisión que pidió la donación de oro que van a parar directamente a la corona y como informa la cofradía, ya son 150 personas las que han realizado su donación. La organización valora positivamente el desarrollo de este proyecto y en el transcurso de la semana pasada le hizo la primera entrega de oro al orfebre Manuel Valera, encargado de llevar el metal cuyo diseño es de Pedro Palenciano.

Este proyecto he levantado su polémica a tenor de la reacción que ha tenido entre la población y los comentarios que ha suscitado en la página web de IDEAL. Hay quienes sostienen que se trata de un proyecto muy entrañable y emotivo, porque defienden que se trate de recuperar una corona tan emblemática en una devoción secular y que se perdió con la desaparición de la imagen de la Virgen de la Cabeza en el transcurso de la cruenta Guerra Civil.

Pero otra parte de la ciudadanía y de los devotos aseveran que es un gasto innecesario que se va a acometer con motivo del Año Jubilar, debido a las necesidades perentorias que ha provocado la crisis económica y que ha motivado que muchas familias pasen por una situación complicada. Varias son las voces que piden más modestia en el seno de la Cofradía Matriz y le conmina a que realice obras de caridad por ser una institución cristiana.

La comisión encargada de realizar este proyecto señala en el comunicado de la Real Cofradía Matriz que se trata de un proyecto «importante y significativo», porque entiende que establece una relación directa entre los devotos y la imagen. Responsables de la cofradía constatan que no se trata de un proyecto muy costoso en el terreno económico, porque se está ejecutando con las donaciones de las personas que están interesadas en colaborar en este proyecto. Dicen además que este proyecto es de un valor y una riqueza incalculables por la recuperación del patrimonio.

Al final son diez los establecimientos de la ciudad y de los municipios de alrededor los que se están encargando de recoger todo el oro que están donando los ciudadanos y devotos.