Fernando Esparza ya es el 'encargado' del último pase o el primer tiro del Real Jaén

«Cuando me llamaron no lo dudé», reconoce el media punta navarro Firma por esta campaña con opción a otra y entrenará hoy con el equipo

MIGUEL ÁNGEL CONTRERAS JAÉN
El jugador ha hecho un esfuerzo importante para venir a Jaén. /IDEAL/
El jugador ha hecho un esfuerzo importante para venir a Jaén. /IDEAL

«Estamos terceros y mirando para arriba», aseguraba Fernando Esparza, primer -y posiblemente último- fichaje del Real Jaén en el mercado de invierno, a su llegada a Jaén ayer a última hora de la tarde, antes incluso de firmar su contrato. Metido en su papel. Le ha costado desvincularse del Orihuela, pero ya está hoy a las órdenes del que fuera su técnico en los juveniles del Athletic y en el Burgos y será presentado de forma oficial a las 13:00 horas.

«Cuando me llamó el Real Jaén no me lo pensé», apostillaba. El interés del jugador -«por el club, la clasificación y el entrenador»- ha sido la gran baza que ha jugado el club blanco, aguantando estos días, tranquilo, resguardado por un contrato verbal con el jugador. La inclusión de una cláusula en la que el Real Jaén pagaría al Orihuela en caso de ascender a Segunda A fue el motivo del retraso en la entrega de la carta de libertad, que ha costado cara al jugador. «He tenido que perder bastante dinero, pero no quería dejar escapar esta oportunidad, tengo que pensar en mi futuro», explicaba. Su futuro es blanco hasta el próximo junio, con opción a otra temporada, si se logra el ascenso.

En el vestuario se le ha recibido con los brazos abiertos. Jugadores como Arriaga, Solabarrieta o Dani Guerrero, que ya han jugador a su lado («Es un jugador muy fuerte, creo que el Real Jaén ha acertado con su fichaje», afirmó Guerrero, pese a que viene a 'usurparle' el puesto), o su paisano Ros, esperan lo mejor de él. «Tenemos amigos comunes y me han hablado muy bien de él», asevera el capitán navarro.

Juego bonito

Llega a Jaén con 29 años, tras disputar 16 encuentros en liga -cinco de titular- y anotar cuatro goles. «Intervenía en los partidos, pero no de forma regular. Llegaron cuatro o cinco fichajes ahora en invierno y es lo que tiene este mercado. Pero mi salida no ha sido tanto por motivos deportivos», indica el futbolista para explicar su adiós al Orihuela. Puede actuar en la media punta o como segundo delantero. «En principio juego por detrás de los delanteros, pasando y chutando. Tengo las ideas muy claras a la hora de servir balones. En Segunda B es difícil jugar bien pero lo intentaremos», asevera. Él será por tanto el encargado de jugar por detrás de los puntos, de surtir de balones a Geni y Arriaga, o de probar al portero rival desde media distancia. La posición clásica del 10: la del jugador que da el último pase, el de gol, o que lo hace el mismo llegando desde atrás. Tendrá que luchar por un sitio en el once con Dani Guerrero, Galdós e incluso Solabarrieta, que ha jugado con Ros en el centro en varios encuentros.

Esparza, como es conocido futbolísticamente, tiene un amplio currículum como jugador, «es fuerte y tiene mucha experiencia en Segunda B», según lo describe el secretario técnico, Javier Somavilla. Comenzó en el Baskonia y después jugó en el Izarra, el Aurrerá de Vitoria, el Alavés B, el Burgos (donde coincidió con Terrazas y marcó diez goles), el Algeciras, el Reus Deportivo, el Puertollano, el Lleida y el Orihuela, en la actual campaña. Mide 1,80 y pesa 84 kilos.

Urko Arroyo y otros

El mercado de invierno sigue abierto hasta mañana a las 00:00 horas y el Real Jaén ídem a nuevas incorporaciones. Aunque es muy posible que la de Esparza sea la única. «Alguna incorporación más es complicado, tenemos una plaza libre y estaremos expectantes, pero es difícil», ataja Somavilla. Lo del lateral izquierdo no ha fraguado aún y no es una «necesidad imperiosa». Navarro se basta. El joven meta ubetense Tejera interesa para el futuro, pero «tiene contrato con el Levante y no tenemos urgencia».

Otro joven, en este caso de la cantera del Athletic, Urko Arroyo, de 21 años, ha sido seguido muy de cerca por el Real Jaén, pero con la contratación de Esparza se le cierran puertas. «El ataque lo tenemos cubierto», insiste Somavilla. Aunque tras romperse ayer la negociación con el Cádiz por una cláusula de recompra establecida por el Athletic de Bilbao, muchos lo situaban en el equipo de Carlos Terrazas, gracias a sus buenas relaciones con el conjunto vasco por su pasado en Lezama. Con Esparza, la recuperación de Alberto Suárez y la situación económica se antoja complicado. Pero habrá que esperar los últimos movimientos del mercado, generalmente muy fructíferos.

Fotos

Vídeos