Un año de cambios para la Universidad de Jaén

La principal institución académica jienense impartirá los primeros títulos de Grado En el apartado de infraestructuras, los nuevos accesos acabarán con los agobiantes atascos

MÓNICA LOPERA| JAÉN

No es ninguna novedad que a lo largo de este año 2009 que acaba de comenzar la Universidad de Jaén sufrirá algunos cambios, bien en lo académico bien en lo referente a las infraestructuras. Y es que afortunadamente estamos hablando de una institución llena de vida, en la que las mejoras y las reformas se suceden. Lo que sí es noticiable es que no serán ni uno ni dos, sino muchos los cambios a los que la UJA se enfrentará en este ejercicio de 2009, tanto por fuera como por dentro.

Quizás el más importante llegará en el lado académico, pues tras varios años hablando de un Espacio Europeo de Educación Superior, que por cierto a muchos les sonaba a 'chino', a partir del próximo mes de septiembre esa convergencia con Europa dejará de ser algo abstracto y se convertirá, a pesar de la polémica que le rodea, en una realidad en algunas titulaciones de la UJA. Puede serlo hasta en dieciocho carreras, que son las que tienen casi terminadas sus adaptaciones. De ellas, seis pertenecen a Humanidades y Ciencias de la Educación, una a Trabajo Social, seis a Ciencias Sociales y Jurídicas, tres a Ciencias Empresariales y dos a Ciencias de la Salud. Es decir, a todos los centros menos a las dos Escuelas Politécnicas, cuyas directrices, que tienen que ser dadas por la Junta de Andalucía, no han sido recibidas todavía.

Títulos de grado

El hecho de que esas adaptaciones estén prácticamente concluidas, explica el vicerrector de Convergencia Europea, Joaquín Tovar, no significa que necesariamente vayan a empezar a impartirse todas el próximo curso, pero seguramente sí lo harán la mayoría. «Los primeros títulos de grado comenzarán a impartirse el próximo curso, en 2010-11 se hará la segunda parte y a continuación llegará el momento de crear algunos títulos nuevos si se estima conveniente», explica el vicerrector, que detalla que «la principal novedad es que todas las titulaciones superiores pasarán a llamarse títulos de grado (desaparecen, por tanto licenciaturas y diplomaturas) y todas tendrán cuatro años de duración».

Aunque hay más cambios, «que afectarán más a los profesores que a los alumnos», explica Joaquín Tovar, quien destaca que, por ejemplo, «como máximo cada titulación tendrá 60 créditos anuales, lo que supondrá eliminar materia de algunas asignaturas, y también cambiará la forma de trabajar en clase y de examinar, con más tutorías y más evaluaciones por exposiciones de trabajos y no tanto por el método tradicional, que en cualquier caso tampoco desaparecerá», indica el vicerrector de Convergencia Europea, Posgrado y Formación Permanente.

Y para el que tuviera alguna duda, Tovar lo deja claro: las titulaciones se transformarán para adaptarse a las exigencias del EEES, pero no desaparecerá ninguna en la UJA. «Aprovecharemos la adaptación para hacer algunos cambios en los casos en los que creamos que sea conveniente mejorar y finalmente, cuando todos se hayan adaptado, se crearán nuevos títulos si así se decide», manifiesta el vicerrector.

Adiós al CAP

También en el ámbito académico se producirá una novedad importante y es que, tras años anunciado su desaparición, el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP) definitivamente pasará a mejor vida y será sustituido por un máster oficial de un año de duración.

Con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, conforme a las directrices que marca el Proceso de Bolonia, desaparecen las diplomaturas y las licenciaturas y todos los títulos pasan a engrosar el único grupo denominado 'Grados de cuatro años de duración'. Por este motivo, ahora serán necesarios cuatro años para obtener el título de Magisterio y, además, cursar un máster si se quiere ejercer la docencia en Secundaria, en este caso el de formación del profesorado de Secundaria que confiere 60 créditos europeos y que consta de un año de duración.

Será el 1 de octubre de este año cuando el máster comience su andadura real entre los aspirantes a profesores.

Accesos al campus

Pero más allá de lo que ocurre dentro de las aulas, este año también será recordado en la Universidad de Jaén como aquél en el que por fin desaparecieron los atascos a la entrada del Campus de Las Lagunillas y en el que los accesos al mismo sufrieron un lavado de cara importante. La remodelación será integral: dos carriles para cada sentido de la circulación, terminación de la rotonda que hay junto a la gasolinera y el centro comercial Urende, construcción de una glorieta de grandes dimensiones junto a la puerta de la Universidad para distribuir el tráfico, supresión de casi todos los semáforos, iluminación, zona de paseo, etcétera. Todo ello se prevé que esté listo para mayo o, como muy tarde, junio.

Y aún hay más. A los nuevos accesos hay que sumar los edificios de nueva construcción que se levantan en el campus. Y es que la Universidad de Jaén está inmersa en un proceso de renovación física que concluirá, sólo en Jaén, con cuatro nuevos edificios y un espacio de los de siempre, el Aula Magna, profundamente remodelado y adaptado a los nuevos tiempos. A ello hay que sumar el inicio de las obras para el campus de Linares.

Uno de los edificios de Jaén, el Centro de Experimentación Animal (Animalario), está prácticamente acabado. Se construye detrás de la Biblioteca y servirá para realizar ensayos e investigaciones con animales.

Por otro lado, también van a buen ritmo las obras de los edificios que se levantan sobre el terreno del antiguo colegio Cándido Nogales. Allí se construye un edificio departamental para la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación y otro para Centros de Investigación. Este último costará 3,5 millones de euros y previsiblemente entrará en funcionamiento a principios del curso 2009/2010, al igual que el Centro Departamental de Humanidades y Ciencias de la Educación. Son, sin duda, dos construcciones que cambiarán sustancialmente la imagen del Campus de Las Lagunillas. Entre otros, ese edificio albergará al Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI), cuyos departamentos están incluidos actualmente en el edificio del Rectorado del campus.

Por otro lado, están las reformas del Aula Magna que, según aseguró el propio rector de la UJA, Manuel Parras, estarán concluidas para el primer trimestre de este año. Se podrá disfrutar entonces de un espacio totalmente renovado, con mobiliario y camerinos nuevos.

También será 2009 el año en el que se trazará definitivamente el proyecto que albergará la Antigua Escuela de Magisterio, un edificio emblemático situado en el centro de la capital.

Fotos

Vídeos