Al nuevo trazado por ferrocarril Jaén-Granada le asaltan las dudas

La mejora de la línea a Almería es más barata y útil para mercancías

JOSÉ M. LIÉBANA
Ciclistas circulan por la antigua Vía del Aceite, en un punto junto al trazado ferroviario actual. FRANCIS J. CANO/
Ciclistas circulan por la antigua Vía del Aceite, en un punto junto al trazado ferroviario actual. FRANCIS J. CANO

De momento, no sale de la estación. La Junta de Andalucía anunció en octubre de 2005 la nueva conexión ferroviaria entre Jaén y Granada por Martos, Alcaudete y Alcalá la Real, con estación de llegada en el puerto de Motril, pero casi tres años después, el estudio sobre su viabilidad se acaba de empezar y para el año que viene se ha incluido en el mismo otras alternativas posibles, en concreto la conexión con el Levante. Por tanto, no es seguro que al final se haga el nuevo corredor por Martos (en su día discurrió por ahí la Vía del Aceite). Todo indica, más bien, que las autoridades se inclinan por el corredor oriental, por la comarca de Mágina, hasta el actual empalme de Moreda (Granada), en donde la línea se bifurca hacia la capital granadina y hacia tierras almerienses. Este corredor tiene sus ventajas. El coste de adaptación y mejora sería sensiblemente menor a la construcción de un trazado nuevo, aunque la línea actual esté más que obsoleta y su trazado sea muy sinuoso, especialmente en la zona próxima al límite provincial. La otra gran ventaja es que es la mejor opción para el transporte de mercancías, pues conecta con el corredor transeuropeo y con el puerto seco de Linares, hacia el Levante. Debate abierto Ya lo apuntó en febrero pasado la responsable de la Consejería de Obras Públicas y Transportes hasta la pasada primavera, Concepción Gutiérrez, actual diputada nacional por Jaén, para quien el corredor oriental «tiene la ventaja de seguir conectando con Almería, provincia que tiene una importancia estratégica para Jaén pues es zona muy productiva y a la que podemos dar un apoyo logístico desde el interior, conectado al puerto seco de Linares-Baeza, que será la gran puerta logística de Andalucía en conexión con Bailén y Andújar». «El debate está abierto, pero yo nunca abandonaría la conexión con Almería», añadió. Un debate que ahora parece más abierto que nunca, pues la Junta ha incluido en los presupuestos del año que viene una partida de 800.000 euros para el estudio de las alternativas, según anunció la semana pasada la consejera de Gobernación, la granadina Clara Aguilera. El trazado occidental (por Martos) tiene en cambio una ventaja y es que uniría poblaciones más grandes, por lo que es más rentable para el transporte de viajeros. De ahí que la decisión no sea fácil, como reconoce el delegado provincial de Obras Públicas y Transportes, Rafael Valdivielso. Máxime cuando se trata de un proyecto de esta «envergadura». El estudio sobre viabilidad tendrá en cuenta el mapa ferroviario andaluz, con el trazado transversal en construcción, al igual que el intercambiador de Córdoba.

Fotos

Vídeos