La huelga de secretarios para la Justicia en Jaén y eleva el clamor por la falta de medios

En la capital se suspendieron decenas de juicios que llevaban hasta seis meses esperando turno y apenas hubo actividad al alcanzar el seguimiento de la convocatoria un 90% Los magistrados se suman con un duro comunicado a las críticas por la falta de recursos materiales y humanos, las carencias del sistema informático y las promesas incumplidas

JUAN ESTEBAN POVEDA
PROTESTA. Un de los actos de secretarios judiciales celebrados ayer en España. /EFE/
PROTESTA. Un de los actos de secretarios judiciales celebrados ayer en España. /EFE

Las togas colgadas. Los secretarios judiciales de huelga en la puerta de la Audiencia protestando con folios a modo de pancartas. Los magistrados reunidos en junta de jueces (o en plenillo en caso de la Audiencia) en lo que la delegada de Justicia de la Junta en Jaén considera «huelga encubierta». Y decenas de juicios, declaraciones, comparecencias y trámites suspendidos. La Justicia paró ayer en Jaén. Lo que en principio eran actos de rechazo a la «injerencia política» sobre las sanciones al magistrado y la secretaria que no ejecutaron la sentencia del 'caso Mari Luz' se transformó durante la mañana en un clamor por la falta de medios con la que se está trabajando y por las promesas incumplidas por la administración andaluza. Las cifras demuestran el éxito de la protesta. Cuarenta y cinco secretarios judiciales en la provincia. Trece de servicios mínimos. Uno de vacaciones. Cuatro que trabajaron. El resto, de huelga. El Penal 2 suspendió los nueve juicios que tenía señalados (uno de ellos con preso). En Instrucción se suspendieron 19 actos judiciales previstos (sólo en el número 2 se suspendieron 10 declaraciones de imputados en delitos). En los Sociales, una decena de vistas quedaron para mejor fecha. Las críticas La secretaria judicial del Decanato, María Teresa Navarro, exigió en nombre del colectivo «la creación de la oficina judicial. No disponemos de infraestructuras materiales, humanas e informáticas. Y que manden a personal competente a cubrir bajas, no del SAE». En los últimos meses, los juzgados han recibido a empleados que habían hecho su demanda de trabajo como oficiales de peluquería, camareros y otras profesiones, y se han visto inmersos, sin cualificación, en el maremagnun de autos, oficios y sentencias que saturan los juzgados. Los jueces, en una nota distribuida celebrar junta, elevan el tono y las reivindicaciones que venían haciendo hasta ahora, además de sumarse al comunicado de los Jueces Decanos sobre las sanciones por el 'caso Mari Luz'. «Denunciamos el continuo retraso en la cobertura de vacantes y la contratación de personal sin la más mínima formación», dicen. Es más: denuncian «continuas trabas burocráticas creadas con la única finalidad de retrasar» las sustituciones. Se exige la ampliación de plantilla en los penales y en primera instancia, los «más saturados», y el inmediato refuerzo en el Mercantil. Se considera «absolutamente imprescindible» que el cuarto penal comience a funcionar en los primeros meses del año próximo, no al final como está previsto, y que ya se gestione la creación de un quinto. Los tres penales han sufrido una diáspora de funcionarios hacia destinos tranquilos. La Junta responde La delegada de Justicia, María Luisa Gómez, recordó ayer que los secretarios judiciales son competencia directa del Ministerio y salió al paso de las críticas: «La consejería reconoce que hay carencias. No se puede negar. Pero estamos avanzando en infraestructuras, informática y nuevas tecnologías, nuevas sedes, más funcionarios. Hay que poner en marcha la Ley Orgánica del Poder Judicial, pendiente desde 2003. Pero que todas las partes asuman su responsabilidad. Los medios no pueden servir de parapeto al error de algún operador jurídico», ha manifestado.