Montes festeja sus diez años de alternativa

El de Jaén, con Diego Ventura a tres orejas por coleta, y Andy Cartagena con dos, salieron a hombros en una tarde de toreo a caballo

ÁNGEL DEL ARCO
TORERO. Álvaro Montes se adorna ante el toro. /F. J. CANO/
TORERO. Álvaro Montes se adorna ante el toro. /F. J. CANO

LA corrida de ayer en el coso taurino del Parque de la Alameda de Jaén del arte del rejoneo, en la que se conmemoraba el X aniversario de la alternativa de Álvaro Montes, tampoco deparó buena entrada en los tendidos, cubriéndose poco más de un tercio del aforo. La feria de San Lucas no ha comenzado muy bien que digamos en este aspecto, independientemente de que el espectáculo de rejones resultara interesante y con muchas orejas concedidas, siempre por deseo y petición de los espectadores. Tenía ilusión Álvaro Montes con esta novena cita en la feria de su ciudad natal desde que tomara la alternativa, pues sólo faltó un año por desavenencias con la empresa que había entonces. Además tuvo el gesto de brindarle el toro a su padre y al final de su actuación, llevó a cabo con simbolismo emocionante, el corte de una pequeña parte de la crin de 'Lupito', un toro que acompañó a Álvaro en muchas corridas y bastantes años. Lo jubiló con alegría y ahora a 'padrear' para sacar tan buenos productos equinos como fue el mismo. Le acompañó en el paseo por el ruedo entre los aplausos del público. Álvaro Montes estuvo muy bien en su primero, segundo de la tarde; seguro, valiente, muy templado y enormemente motivado. Lo recibió con la garrocha y después rejoncillos, banderillas largas y cortas, siempre arriba y como mató con prontitud entre ovaciones paseó las dos orejas del animal. El otro se prestó menos y el jinete capitalino siguió en buen son pero no como en el anterior. Otra oreja y merecido triunfo en día tan señalado. La competencia Lo cierto es que también traían ganas Andy Cartagena y el revolucionado Diego Ventura. El primero muy clásico ya en sus formas. Jinete elegante y dominador de su preciosa cuadra, muy seguro y otra vez en el grupo pequeño de los mejores. Andy cubrió muy bien hace años el sitio que tuviera su recordado tío. Siempre ha cuidado muy bien los caballos y con un sentido muy exigente en su vena artística, siendo en el segundo de su lote, donde estimulado por el triunfo de sus compañeros conectó con el público, estuvo muy bien y cortó dos orejas. Diego Ventura en el tercero revolucionó a los espectadores por el ardor puesto en su labor. Buena por cierto y que pusieron a prueba su capacidad para escalar un puesto que le permite competir con Hermoso de Mendoza. Muy bien Ventura que obtuvo dos orejas y que ya en el último bajó un poquito en función del juego del toro, cosechando también otra oreja. El jueves tendremos la novillada y hasta el domingo las tres corridas de toros que restan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos