San Lucas, día de fiesta y día de 'curro'

Ante la imposibilidad legal de que Jaén cuente con una tercera festividad local, la alcaldesa publica un bando en el que «ruega encarecidamente» que ese sábado se considere «festivo»

JORGE PASTOR
JOLGORIO. Miles de jienenses pasean por una de las calles del recinto ferial de La Vestida. / FRANCIS J. CANO/
JOLGORIO. Miles de jienenses pasean por una de las calles del recinto ferial de La Vestida. / FRANCIS J. CANO

'Habemus' polémica. ¿Es festivo el 18 octubre, sábado y San Lucas? Para despejar la incógnita conviene empezar por consultar el diccionario de la Real Academia Española. Viene del latín 'festivus' y tiene tres significados: chistoso, agudo; alegre, regocijado y gozoso; solemne, digno de celebrarse. El asunto parece claro. San Lucas, en su condición de patrón de todos los jienenses, es algo 'solemne y digno de celebrarse'. Pero las cosas no son tan sencillas. La literatura laboral ha incorporado una cuarta acepción: ese día no se trabaja. Lo ideal es que 'digno de celebrarse' y 'ese día no se trabaja' converjan para evitar males mayores, pero no siempre es así. Para evitar conflictos, los legisladores promulgaron una normativa que contempla la figura de 'fiestas laborales', en las que las empresas permanecen cerradas a cal y canto, los trabajadores cobran (nómina y seguros sociales) y no son recuperables. La ley es muy clara en este sentido. A lo largo del año habrá doce fiestas laborales de ámbito nacional, de las cuales tres son fijadas en el almanaque por las comunidades autónomas en función de criterios regionales. A estas doce habría que agregar otras dos, de carácter local, que son aprobadas por la corporación municipal. El problema Aquí viene el problema. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicaba el pasado 28 de diciembre que las fiestas laborales de Jaén para este ejercicio serían el 11 de junio, Virgen de la Capilla, y 25 de noviembre, Santa Catalina. Así que el 18 de octubre, San Lucas, no es fiesta laboral. Nadie, tan sólo el propio consistorio, tiene la potestad de tomar decisiones en este sentido. La resolución tan sólo es revocable por mandato del propio concejo, aunque para ello existen unos plazos estipulados a los que no se puede recurrir a estas alturas. Y es que estamos hablando de una información básica para la elaboración de documentos tan cruciales como el calendario laboral o los convenios colectivos. También es un elemento importante en la organización del tajo, especialmente cuando se trata de razones con plantillas numerosas, y en la operativa del propio negocio, ya que permite la programación de estrategias comerciales para periodos concretos. La cuestión es que este 18 de octubre cae en sábado (algo que ocurre cada siete años). Esta coincidencia y un «error» de los miembros de Patronato Municipal de Cultura, Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Jaén, como han reconocido la alcaldesa y el concejal, han desencadenado la controversia. Para solucionar este desaguisado, la primera edil, Carmen Peñalver, presionada por comerciantes, minoristas del mercado y profesionales autónomos, solicitó a la Junta que también San Lucas estuviera marcado en rojo, una petición que fue desestimada ya que contravenía la legislación. En este punto había dos alternativas. Una, que la corregidora se echara atrás, y otra, buscando una fórmula imaginativa rogar, que no imponer, que sea festivo. Finalmente la primer edil se decantó por la segunda opción, y ayer mismo hizo público un bando en el que «ruega encarecidamente que se considere festivo, en la ciudad de Jaén, el 18 de octubre del actual, en que se conmemora la festividad de San Lucas». Es decir, para solucionar el entuerto Peñalver apela a la buena voluntad de trabajadores y empresarios. En el primer caso, la partida está ganada de antemano. El secretario general de CC OO-Jaén, José Moral, ha comentado que nunca se van a oponer a algo que redunde en beneficio de los asalariados, pero acto seguido aclara que no es responsabilidad de CC OO intervenir en temas en los que ellos no tienen ni voz ni voto. La misma línea argumental esgrime el secretario de UGT-Jaén, Manuel Salazar. «¿Quién no quiere un día de fiesta?», se pregunta, aunque acto seguido agrega que «los procedimientos administrativos son los que son, y el que se haya equivocado que haga las rectificaciones oportunas». La CEJ se define hoy Los que no están dispuestos a 'tragar con ruedas de molino' son la otra parte afectada. No hemos de olvidar que el cierre no exime de la obligación de pagar al personal. En cualquier caso, la Confederación de Empresarios de Jaén prefiere no manifestarse al respecto hasta que hoy celebre una junta directiva, en la que se abordará este punto, aunque todo hace indicar que no aceptarán la propuesta de Peñalver. Y no lo harán porque una de sus principales asociaciones, Comercio Jaén, ya ha distribuido una circular entre los establecimientos de Jaén en la que recuerda que las fiestas laborales son el 11 de junio y el 25 de noviembre, no el 18 de octubre. El secretario de esta patronal, Bruno García, ha señalado que «la posibilidad de resarcir con posterioridad no es factible ya que el decreto regulador faculta la apertura en ocho festivos, no nueve». , esCribe tu COMENTARIO I blogs.ideal.es/jaeneconomia en www.ideal.es

Fotos

Vídeos