El conflicto del taxi se zanja con 14 nuevas licencias en 17 meses y un estudio después

El Ayuntamiento y los taxistas llegan a un punto intermedio tras 10 tensos días El pleno municipal de la semana que viene aprobará las ocho primeras

JOSÉ M. LIÉBANA
DÍA CLAVE. Concentración de taxis, el pasado viernes a las puertas del Ayuntamiento. /ESTHER MUÑOZ/
DÍA CLAVE. Concentración de taxis, el pasado viernes a las puertas del Ayuntamiento. /ESTHER MUÑOZ

«Ni 'pa' ti, ni 'pa' mi», que canta Estopa. Después de diez tensos días de movilizaciones, protestas y negociaciones, el conflicto del taxi acabó ayer hacia las cinco y media de la tarde con el acuerdo entre el Ayuntamiento y los taxistas de crear 14 nuevas licencias en año y medio y, a continuación, que una empresa externa e independiente realice un estudio objetivo para conocer si este servicio público está bien cubierto en la ciudad o si por el contrario son necesarias más licencias.

En concreto, el acuerdo establece que el pleno de la semana que viene aprobará la creación de 8 licencias, todas ellas de eurotaxi (adaptadas a personas con sillas de ruedas y con graves problemas de movilidad), tal y como aprobó el viernes pasado la Comisión Municipal de Transportes y le dio el visto bueno el viernes anterior el Consejo Local de Movilidad.

Ello elevará la ratio a 1,05 taxis por cada mil habitantes (ahora mismo es de 0,96), mientras que el año que viene alcanzará el 1,08 y en febrero del año 2010, el 1,1, es decir, las 14 licencias en total.

«Llegamos justo a la mitad del nivel de la ratio orientativa», alegó la concejala de Tráfico y Transportes, Matilde Cruz, en referencia a que el listón de salida lo puso en el 1,2. Ello equivalía a 27 nuevas licencias, aunque la concejala insistiera ayer en que nunca hablaron de número de licencias sino de la ratio recomendada en su día por la Junta de Andalucía para las ciudades mayores de 100.000 habitantes.

De hecho, el Ayuntamiento no renuncia a ello y ayer la concejala reiteró que ese es el horizonte, pero de momento han amarrado la mitad para este mandato y, luego, el estudio independiente dirá.

Lo menos malo

Tampoco los taxistas han logrado que sólo se creen cuatro licencias como propusieron en un principio (la ratio que defendían era de un taxi por cada mil habitantes), pero al menos han conseguido parar las 27 que proponía el Ayuntamiento de Jaén, que como responsable de este servicio público podría haberlas impuesto, pues además así se aprobó por unanimidad en 2001 en un pleno municipal y tenía el apoyo reciente de los agentes sociales representados en el Consejo Local de Movilidad (sindicatos, CES, consumidores, asociaciones vecinales y de personas con discapacidad y la Junta de Andalucía).

También han logrado los taxistas que no todas las licencias nuevas sean para eurotaxi, como pretendía el Consistorio. De momento, sólo lo serán las ocho que se aprueben ahora. La propia concejala hizo ayer suyo un argumento de los taxistas, de que los vehículos adaptados para personas en sillas de ruedas resultan algo incómodos para otras, sobre todo las de edad avanzada.

Con todo, a la luz de las declaraciones hechas por los taxistas tras el acuerdo, parecían los menos satisfechos con el mismo. Así, por ejemplo, Gabriel Domínguez, presidente de una de una de las tres asociaciones del sector en la capital, Radio Taxi Jaén, explicó que el acuerdo «no gusta del todo, pero dentro de lo que había, es lo mejor». Y destacó que, tal y como los taxistas venían solicitando desde un principio, en el año 2010 se va a pedir un informe independiente para conocer la situación exacta y viabilidad del sector. La concejala, por su parte, calificó el acuerdo de «histórico» y habló de felicitarse todos.

Fotos

Vídeos