Denuncian que se infla la previsión de cosecha para rebajar los precios

COAG-Jaén advierte de que «el cuaje está siendo malo»

J. P.
CUAJE. La previsión de campaña genera polémica. /F. J. CANO/
CUAJE. La previsión de campaña genera polémica. /F. J. CANO

Uno de los principales motivos que han repercutido en la caída de precios del aceite en origen es la previsión de que la próxima cosecha sea excelente. Pero no, parece que las cosas no están tan claras. Hace unos días daba la voz de alarma Pedro Ramírez, el presidente de la Unión del Olivar Español (Udoe). Y ahora un estudio de campo realizado por COAG-Jaén corrobora las apreciaciones de Udoe y de cientos de oleicultores que huían desde el primer momento de triunfalismos y de discursos basados en datos poco científicos. «Ni será una campaña récord, como han dicho algunos, ni las lluvias primaverales han sido la solución a todos los problemas», comenta Juan Luis Ávila, jefe de los servicios técnicos de COAG-Jaén, quien agrega que este tipo de mensajes lo único que hacen es distorsionar los mercados y alejarnos de la auténtica realidad del cultivo.

Juan Luis Ávila señala que, tal y como se había anunciado hace tres o cuatro meses, la fortísima sequía sufrida a finales del año pasado y principios de éste (una de las más fuertes de las últimas décadas) provocó un daño irreparable en muchas explotaciones, especialmente en aquellas que sí habían dado bastante fruto en la última recolección. Y es que el denominado 'cuaje de la aceituna', que se produce justo después de que la flor haya fertilizado, está siendo un fiasco en muchas zonas de Jaén. «La definición de las yemas -comenta Ávila- fue defectuosa en el momento que más humedad se necesitaba, durante el otoño y el invierno, y eso está teniendo consecuencias en estos momentos». «Toda la flor que ha abierto pronto ha evolucionado de forma correcta, porque no ha cogido ni el agua excesiva de este último mes ni los fríos nocturnos, pero la que ha surgido más tarde se ha quedado a la mitad o se ha caído del árbol», asegura.

Tres escenarios

¿Qué ocurrirá? COAG-Jaén distingue tres escenarios distintos. Las fincas que han dado mucho aceite este ejercicio presentan los mayores problemas. Las que han dado una recolección media también reducirán su capacidad, que será mayor en la parte del olivo orientada hacia el Sur que hacia el Norte. Y las parcelas que no han dado nada este año sí que mejorarán sensiblemente su potencial productivo. Respecto a las áreas más afectadas, COAG considera que el mal es generalizado, aunque los daños se hacen especialmente perceptibles en municipios como Mancha Real, Porcuna, Torredelcampo, Torredonjimeno o Navas de San Juan (en realidad en toda la comarca de La Loma y también El Condado).

COAG advierte de que la coyuntura actual es delicadísima. «El precio del producto está completamente descompensado si tenemos en cuenta una subida de los costes de explotación hasta el 120 por ciento en el caso de productos fertilizantes tan usados como el fosfato potásico», manifiesta Juan Luis Ávila. Y añade que «con 2,35 euros en origen ni tan siquiera se cubren gastos, por lo que se hace imprescindible que las cotizaciones suban hasta los 3 euros, una cantidad que sí garantizaría la viabilidad de las plantaciones y que mejoraría las expectativas futuras, hoy día bastante pesimistas».