Técnicos estudian cuándo los vecinos del bloque desplomado pueden volver

Precintada una sala de bodas donde se realizaban obras Se recupera la normalidad y se buscan las causas del desplome

J. C. GONZÁLEZ
Operarios han tenido que derribar el tejado. /M. ÁNGEL/
Operarios han tenido que derribar el tejado. /M. ÁNGEL

La calle La Feria va recobrando de una manera paulatina su normalidad tras el derrumbe de tres bloques de un mismo edificio hace ahora una semana. Algunos negocios están empezando a funcionar y las familias de los bloques contiguos al edificio que se derrumbó ya hacen vida con normalidad desde el pasado jueves.

Técnicos de un laboratorio de Málaga están ahora centrando sus investigaciones en el bloque derribado para ordenar el alojo de los vecinos del bloque noveno ya con total seguridad y determinar las causas que provocaron su derribo porque los vecinos quieren saber el porqué de este derrumbe tan repentino, para estar más tranquilos.

Técnicos consultados ayer por esta redacción han asegurado que hasta dentro de dos semanas no se determinarán las causas, que coincidirán con la orden de alojo de los vecinos del bloque derrumbado. Hasta la fecha se han lanzado varias conjeturas, pero técnicos esperan a que se realice la valoración oficial.

Precintado

También se encuentra precintada un sala donde se vienen dando convites que se encontraba en obras de reforma, junto con el edificio que se derrumbó el lunes de la semana pasada. Este desplome provocó un herido, un vecino de 64 años, que se está restableciendo paulatinamente de los duros golpes y de las operaciones que se le han sometido en el peroné y en los tendones por las fracturas ocasionadas.

Un milagro permitió que no se produjera una catástrofe y que muchos de los vecinos se encontraban algo retirados del lugar de los hechos, porque iban a un funeral.

Fotos

Vídeos