Comienzan a reproducir la cúpula derrumbada del Camarín de Jesús

Se espera que el edificio esté terminado al completo la próxima primavera La Hermandad pide ayuda municipal para poder amueblar el edificio

MARÍA JOSÉ ÁLVAREZ
INTERIOR. Obras en el Camarín de Jesús. /F. J. C./
INTERIOR. Obras en el Camarín de Jesús. /F. J. C.

El Camarín de Nuestro Padre Jesús tendrá en unos meses una copia casi exacta de la cúpula que se derrumbó por las lluvias en el año 2003. Cubre los 80 metros cuadrados que ocupa el inmueble de la Carrera de Jesús. La cúpula, elemento insignia de la que fue la morada de Nuestro Padre Jesús durante los dos primeros siglos de existencia de la Hermandad, se derrumbó pocos meses después de que se presentara el primer proyecto para recuperar esta joya arquitectónica del siglo XVII y de que el Ayuntamiento, entonces gobernado por el PP, se decidiera a comprar los terrenos para restaurarlos. Todo tras las continuas peticiones de los hermanos de El Abuelo y de la ciudadanía jienense en general.

Para hacer la nueva cúpula queda sólo material gráfico y algunos documentos antiguos en los que tendrá que basarse la empresa que reconstruye el Camarín, la UTE Tecsa y Geocisa. Cuenta con un presupuesto inicial para las obras de 2,5 millones de euros que probablemente se incrementará al final de los trabajos. Al mismo tiempo que se comienza a trabajar para la recuperación de dicha cúpula, avanza la restauración del resto de elementos del edificio. Así lo pudo comprobar el viernes pasado el concejal de Urbanismo, Manuel López, que visitó junto a los miembros de la Cofradía el inmueble. Se espera que la alcaldesa, Carmen Peñalver, acuda a las obras próximamente.

Según indica Prudencio Villar, hermano mayor de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús, los plazos se están cumpliendo para terminar las obras. La iglesia está prácticamente terminada y está a punto de comenzar la restauración de la capilla. La bóveda de cañón de la mitad del edificio también está en pie. Ya se ha hecho el forjado interior y la restauración de la fachada de la puerta principal. Con la estructura levantada, se espera que para la próxima primavera el edificio pueda ser inaugurado.

Vacío

El Camarín se inaugurará, pero deberá pasar al menos otra Semana Santa para que El Abuelo deje la Catedral y salga en procesión desde su morada originaria. La Cofradía ha decidido no llevar las tallas al edificio hasta que no se encuentre «decentemente amueblado». Para conseguir la pequeña fortuna que cuesta dotar de bancos, del retablo para la iglesia y del resto de elementos ornamentales al inmueble, la hermandad también solicitó ayuda el viernes al edil de Urbanismo. Según indica Villar, Manuel López les ha pedido que elaboren informes detallados sobre lo que costará amueblar el edificio. Pese a que aún no hay cifras exactas, el hermano mayor de El Abuelo ya hizo un cálculo aproximado de los costes de adecentar el Camarín el pasado verano.

Sólo el retablo del altar mayor podría costar más de 360.000 euros. A esto hay que sumarle bancos, sistema de megafonía, los adornos de las paredes... y un sinfín de detalles más. La Cofradía, que se sustenta de los 10 euros de cuota anual que pagan sus 4.600 hermanos, no tiene suficientes recursos. Ha logrado ahorrar los donativos extra y recaudaciones de lotería o rifas de los últimos años. Los guarda en una cuenta para gastarlos en el Camarín. Sin embargo, sigue sin ser suficiente. De ahí que la hermandad haya decidido 'echarse' a la calle para poder recaudar fondos. Sus principales objetivos, los fondos sociales de cajas de ahorro, las diferentes administraciones o grandes empresas y, sobre todo, el Ayuntamiento. Además, tienen programados una serie de actos como cuestaciones populares con los que pretenden recoger más dinero para que El Abuelo vuelva a su morada cuanto antes.

Fotos

Vídeos