Las placas de la Catedral de Jaén "ni se tocarán ni se quitarán, independientemente de las subvenciones"

El Obispado de Jaén y el deán de la Catedral de Jaén, Francisco Juan Martínez reiteran que las placas con referencias a "los mártires de la fe por la Guerra Civil" no se quitaran a pesar de que puedan perder fondos del Gobierno Central

E.P. |JAÉN
Nave central de la Catedral de Jaén. LUCAS CONTRERAS | IDEAL/
Nave central de la Catedral de Jaén. LUCAS CONTRERAS | IDEAL

El Obispado de Jaén proclamó hoy que no se retirarán placas de la Catedral de la capital por la Ley de Memoria Histórica a pesar de que esta decisión pueda conllevar la pérdida de subvenciones del Gobierno central.

Fuentes del Obispado incidieron en que, tal y como dijo el deán de la Catedral de Jaén, Francisco Juan Martínez, en la homilía del domingo, en este templo catedralicio no hay símbolo franquista alguno.

Así, la polémica se centra en unas placas dispuestas en la Catedral en memoria de "los mártires de la fe por la Guerra Civil". En esas lápidas reza la inscripción: "Reverendos sacerdotes diocesanos asesinados en la revolución marxista. Julio de 1936 a marzo de 1939".

Al respecto, estas mismas fuentes insistieron en que en la Catedral "no hay simbología franquista, ni 'vivas' a Franco ni a José Antonio ni vinculaciones políticas". Por ello, subrayaron que ni se van a cambiar esas placas, ni están pensando cambiarlas o eliminarlas.

Además, apuntaron que la Catedral de Jaén "lleva 600 años en pie" y que si finalmente el Gobierno central no les entrega las subvenciones buscarán otros medios para conseguir esos fondos. "No pueden exigir que se eliminen esos recuerdos", manifestaron.

En cualquier caso, recordaron que esta Ley todavía no está aprobada y que "todo está en el aire", si bien analizaron que parece que sólo busca suprimir los símbolos de un determinado bando, por lo que la tildaron de "sectaria".

En último lugar, concluyeron que esas cuatro placas de la Catedral, ubicadas en las columnas que rodean los bancos donde se sientan los asistentes a la Eucaristía que se celebra en el Altar Mayor, "ni se tocarán ni se quitarán, independientemente de las subvenciones".

Fotos

Vídeos