Obligan al Metro de Madrid a retirar un vídeo que ridiculiza a los atléticos

Esperanza Aguirre pide el cese de los responsables y el club rojiblanco exige explicaciones por utilizar su imagen sin permiso

IGNACIO TYLKO |COLPISA | MADRID

Tras las innumerables críticas y quejas recibidas, Metro de Madrid se vio obligado a retirar ayer, cuatro días después de su primera proyección, un vídeo publicitario que mostraba a un seguidor del Atlético de Madrid como una persona contaminante e indecente, en contraposición con otro aficionado, supuestamente del Real Madrid, cívico, ecologista, y usuario ejemplar del transporte público.

Una exposición del Metro contra el efecto invernadero que sobre el papel debía de contar desde el pasado lunes con el apoyo unánime de la población y acaparar elogios, causó un enorme revuelo a causa del vídeo promocional elegido, elaborado por una empresa externa al Gobierno regional y ofensivo contra los seguidores colchoneros. Tal ha sido el lío generado que Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha pedido disculpas públicas y ha pedido el cese de todas las personas que han tenido que ver con esa grabación, y el Atlético ha exigido explicaciones de por qué han usado la imagen del club sin su permiso.

En la proyección en cuestión, un locutor de radio habla del «acontecimiento futbolístico» del año en Madrid, mientras se muestra una gran imagen del estadio Santiago Bernabéu. Primero aparece un seguidor ataviado de rojiblanco, por lo que el espectador identifica al siguiente aficionado como madridista.

Madridista ejemplar

El supuesto hincha merengue, sin signo distintivo alguno del equipo de sus amores, coge el metro en Chamartín, junto a la antigua Ciudad Deportiva blanca, y se baja en la cercana estación del Santiago Bernabéu, tres paradas después. Va tranquilo, le da tiempo a leer por el camino y se sienta en su localidad con antelación. Es un tipo ejemplar.

El aficionado atlético, en cambio, sale de su casa a toda prisa, disfrazado de colchonero, desaliñado y sucio. Acude en coche al estadio sin preocuparse de todo lo que contamina. Conduce como un irresponsable. No lleva puesto el cinturón de seguridad, se distrae con la radio a todo volumen, fuma soltando una humareda, habla por el móvil, quita las manos del volante, toca el cláxon, retira la vista de la calzada... Se asusta cuando pasa un coche de la policía secreta y, cuando al fin aparca, llega tarde y no puede entrar en el coliseo madridista para presenciar el derbi.

Disculpas

El caso es que Metro, a instancias de la Comunidad, ordenó ayer la retirada de este vídeo que se mostraba en la castiza estación de Embajadores. Los dirigentes del PP y los responsables del suburbano reconocieron su error y pidieron disculpas a todos aquellos ciudadanos que se «hayan sentido ofendidos». Aducen que el vídeo fue elaborado por una empresa privada de publicidad ajena a Metro y que ningún responsable de la Consejería de Transportes lo vio antes de ser emitido por vez primera.

No es la primera vez que la Comunidad de Madrid retira una herramienta divulgativa. En junio pasado, la Consejería de Transportes ordenó sacar de la circulación 800 guías contraincendios porque contenían expresiones machistas. Y también culpó entonces a una empresa externa.